​Crean método para conocer características de la fruta 6 meses antes de cosecharse

A través de una plataforma en línea que se alimenta con datos climatológicos, los productores de manzanas podrán conocer las condiciones en las que se encuentra la fruta.

TALCA.- Ante los nuevos desafíos que enfrenta la fruticultura debido al cambio climático, investigadores locales crearon un método que permite conocer las características de la fruta antes de su cosecha.

El avance fue dado a conocer en el marco de la Segunda Reunión Técnica de 2018 del Centro de Pomáceas de la Universidad de Talca (UTALCA). Se trata de un proyecto en conjunto con la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) denominado “Sistema de alerta en línea para mejorar la condición y calidad de  manzanas en base a factores ambientales, nutricionales y productivos en el huerto, frente a la variabilidad climática”.

El proyecto busca construir una plataforma de consulta en línea, alojada en el sitio web del Centro de Pomáceas, a través de la cual se monitoreará el efecto del clima sobre las condiciones y la calidad de esta fruta, lo que redunda en la comercialización del producto.

José Antonio Yuri, director del Centro de Pomáceas de la UTALCA destacó la importancia de este sistema para enfrentar el cambio climático. “El proyecto FIA que ejecutamos y finalizamos a mediados de este año es uno de nuestros mayores objetivos como investigadores, que es poder desarrollar una plataforma que le indique al productor en base a ciertas variables climáticas que ya tenemos identificadas, determinar características de la fruta seis meses antes que sea cosechada. Esto tomando componentes del clima e incluyendo la parte nutricional, mezclando estos fenómenos para predecir la calidad de la fruta de un productor determinado”.

La plataforma se cargará con datos de estaciones meteorológicas automáticas, que los productores poseen en sus huertos y, en base a relaciones matemáticas, será posible ofrecerles una interpretación agronómica, que los oriente acerca del probable comportamiento que tendrá su fruta. Con esta información, los productores podrán definir estrategias de manejo.

“Principalmente se da por el escenario de incertidumbre climática en que el productor necesita saber cuál será el efecto de ese clima que no sabe como vendrá, si adverso o positivo sobre la fruta que va a producir. No está la certeza si las temperaturas seguirán siendo iguales a años anteriores. De acuerdo a esas características como temperatura, radiación solar o humedad,  se afectarán algunos aspectos de la calidad de las pomáceas, como por ejemplo su calidad, color o calidad interna con algún tipo de alteración no deseada”, explicó Álvaro Sepúlveda, investigador del Centro de Pomáceas.

Para representantes del Gobierno, empresas y productores, el proyecto adjudicado se transforma en una excelente calidad de hacer más eficiente la producción. René Martorell, ejecutivo del Fundación para la de Innovación Agraria (FIA), expresó que “es un interesante avance para poder mejorar los resultados productivos y económicos del manzano y que está respondiendo al cambio climático, ya que las variantes son tan múltiples, que esto permite tener un control sobre ellas. Esto se podrá transferir a otras especies importantes para el Maule como el cerezo. Es una experiencia piloto de gran potencial de masificación incluso a nivel nacional”.​

Print Friendly, PDF & Email
COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!