​Universidad de Talca fabricó cápsula que facilita maniobras de intubación en pacientes COVID-19

El sistema, que se está utilizado en el Hospital de Talca, aísla al paciente de forma adecuada para el momento de la intubación o extubación, permitiendo al equipo médico efectuar el procedimiento de forma más segura.

Como parte de su contribución a la emergencia sanitaria producida por el Coronavirus, un grupo de profesionales y académicos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca desarrolló un modelo de cápsula sanitaria para intubación de pacientes, que permite proteger al personal hospitalario.

El dispositivo, creado por investigadores en el marco del proyecto Fablab-UTalca, que forman parte de la red Fabtec COVID-19, consiste en un cubierta curva transparente, fabricada en acrílico, que se coloca sobre la cabeza del paciente que requiere de un proceso de intubación o extubación, de esta forma genera una barrera física que evita el contacto directo entre las partículas contaminadas que pueda expulsar el enfermo y el personal de salud encargado del manejo médico, protegiéndolos de un posible contagio por el virus.

“La cápsula ofrece una protección adicional al equipo de salud, que puede realizar no solo intubaciones sino que otras maniobras médicas que se requieran, contando con una alta visibilidad del paciente, ya que tiene una forma curva lo que permite una mayor cercanía a él de una manera segura, esta es una mejora que desarrollamos en el diseño y que la diferencia de otras cápsulas que existen en el mundo”, afirmó el profesor y director de Fablab- UTalca, Daniel Díaz.

El sistema fue solicitado por los directivos del Hospital Regional de Talca a la universidad hace algunas semanas, considerando que su uso podría incrementarse debido a la pandemia. El prototipo fue entregado al recinto hospitalario, para que puedan validar el uso del aparato, y con esa retroalimentación la UTalca pueda continuar la fabricación de más cápsulas requeridas.

Ana María Carvajal, jefa (s) Servicio de Urgencia del Hospital de Talca, agradeció el respaldo de la universidad y explicó que “cuando se realizan procedimientos de alto riesgo, como es el manejo de la vía aérea, existe la posibilidad de contaminar al personal de salud, producto de los aerosoles que se pueden generar y esta cápsula nos permite disminuir ese riesgo de que el personal se enferme”.

En tanto, el académico destacó la sinergia que se ha generado entre las instituciones de salud y la academia. “Ante las demandas del sector sanitario se están movilizando las capacidades que tienen las universidades, a través de sus académicos y funcionarios, además del equipamiento existente en las instituciones de educación que se han facilitado en pos del servicio a la comunidad”, precisó.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!