A mil mediaciones familia-escuela llegó la Superintendencia de Educación para solucionar conflictos de convivencia escolar

A nivel nacional la Superintendencia de Educación cuenta con un registro de 209 mediadores y un promedio de duración de 30 días de tratamiento de los casos.

TALCA.- La Superintendencia de Educación alcanzó un total de 1.000 mediaciones en 2017, número simbólico desde la puesta en marcha de este sistema en 2015, que busca a través del diálogo entre las partes –en un proceso voluntario, confidencial, gratuito e  imparcial-, construir acuerdos destinados a solucionar conflictos que permitan la permanencia de los alumnos y alumnas en el establecimiento, establecer mejoras en materia de cuidado y seguridad y apoyar las dificultades de aprendizaje.

Del total de 1.000 mediaciones, hubo acuerdo entre familia-escuela en un 86,6% y solo en un 13,4% no hubo solución.

Un desglose de las principales temáticas de acuerdo de los 866 casos, da cuenta que en un 23,7%, se estableció el compromiso de una participación más activa por parte de padres y apoderados con el proceso formativo de sus hijos e hijas; en un 23,3%, el establecimiento se comprometió a atender las necesidades específicas del estudiante; en un 17,3% el acuerdo fue una intervención oportuna y efectiva del establecimiento frente a situaciones de maltrato escolar; en un 13,4% se diseñaron canales de información y comunicación expeditos entre familia y escuela y en un 11,2% se determinó el abordaje pertinente de situaciones disciplinarias, entre otras materias.

En los 134 casos en que no hubo acuerdo las temáticas obedecieron a conflictos por el proceder del establecimiento ante situaciones de maltrato (35,8%); conflictos ante medidas de apoyo para el bienestar y progresión educativa del estudiante (31,3%); conflictos en la comunicación entre establecimiento educacional y padre, madre y a/o apoderado (20,9%);  conflictos por el proceder del establecimiento ante aplicación de medidas disciplinarias (9,7%) y problemas de seguridad escolar (2,2%).

De las 1.000 mediaciones, el género masculino fue el que requirió más mediaciones (55,3%), seguido del femenino (36,5%) y de otros actores de la comunidad educativa (8,2%), básicamente por conflictos entre establecimiento y apoderados.

Un análisis de las tasas por dependencia permite observar que los establecimientos particulares pagados son los que presentan la mayor tasa con 3,17 mediaciones cada 10 mil estudiantes matriculados. Le siguen los colegios particulares subvencionados, con 3,08 mediaciones; los de administración delegada, con 2,41 y los establecimientos municipales con 2,25.

Las estadísticas revelan, además, que de los 1.000 casos, hay 646 establecimientos que participaron en una mediación, 110 en dos, 24 en tres, 9 en cuatro, 4 en cinco y 1 establecimiento ha utilizado seis veces este sistema como vía de resolución de conflictos.

En cuanto a las mediaciones realizadas por regiones, la Metropolitana lidera la lista con 279; seguida de Valparaíso, con 215 y Biobío con 136.

Las que presentan, a su vez, los porcentajes más altos de acuerdo –independientemente del número de mediaciones realizadas- son Atacama, Coquimbo, Arica y Parinacota y O´Higgins.

Una encuesta realizada a los participantes, un 88,9% de los establecimientos y un 84,2% de los apoderados recomienda la mediación para solucionar los problemas. Y un 94,9% de los establecimientos y un 82,9% de los apoderados, asegura que volvería a recurrir a este mecanismo en caso de tener otro conflicto.

Print Friendly, PDF & Email
COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!