Alcalde Juan Castro fue ratificado en su cargo por Tricel

TALCA.- Luego de que los concejales Rubén Albornoz, Ricardo Fernández, Hernán Astaburuaga y Sixto González presentaran una apelación al fallo emanado desde el Tribunal Electoral Regional (TER) sobre notable abandono de deberes por parte del edil y falta a la probidad, el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) confirmó la sentencia apelada, ratificando al alcalde Juan Castro en su puesto.

El martes 18 de noviembre de 2014 el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) inició la audiencia de alegatos de cada una de las partes, tras el fallo emanado por el TER el 22 de septiembre de este año, acerca de la demanda en contra del alcalde Juan Castro por parte de los concejales Rubén Albornoz, Ricardo Fernández, Hernán Astaburuaga y Sixto González, presentada por el abogado Fernando Leal.

Cabe recordar que el fallo del TER señaló que: “el comportamiento que se juzga –aunque en muchas de sus facetas reprochable- no reviste una connotación determinante que lleve a concluir que atenta en contra de las normas sobre probidad administrativa en la ley (…) En consecuencia no se configura la causal de remoción”.

La iniciativa legal de los concejales que buscaba revertir el fallo del TER, fue rechazada por el Tricel, el cual señaló en Santiago con fecha 25 de noviembre de 2014, que: “se confirma la sentencia apelada de veintidós de septiembre de dos mil catorce, escrita a fojas 1.089. Notifíquese, regístrese y devuélvase”.

De esta manera, se da por cerrado el proceso judicial que buscaba la destitución del alcalde de Talca Juan Castro. Asimismo, la resolución fue pronunciada y firmada por los ministros del Tribunal Calificador de Elecciones, Carlos Künsemüller, Juan Fuentes y Mario Ríos. También participaron de la decisión el presidente titular del Tricel, Patricio Valdés, y el ministro Haroldo Brito.

Respecto a la resolución y cierre del proceso legal tras la decisión del Tricel, el alcalde Juan Castro señaló que: “siempre estuve tranquilo ya que confió plenamente en la justicia chilena. Además, tengo la convicción de que al final la verdad siempre prevalece, y que mi deber es dedicarme a trabajar por la ciudad de Talca, ya que para eso fui electo. Sin embargo, lo expresado por los demandantes resultó ser una imputación injuriosa que se hizo pública por medios escritos, radiales y de televisión, causando con ello un gran perjuicio a mi persona y familia, siendo dicha acusación una falsedad absoluta, ya que se comprobó que las acusaciones no eran causal para mi destitución”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!