Apicultores de Linares son apoyados por Corfo

A través del programa Nodos para la Competitividad pequeños productores fortalecieron sus competencias de gestión

LINARES.- Información de calidad y atingente a las necesidades de los 30 agricultores que participaron del Nodo de Competitividad Apícola del Maule Sur, fue la que se brindó en el seminario de finalización del primer año de dicho instrumento de Corfo que fue ejecutado por consultora Umbral y agenciado por Copeval Desarrolla.

La actividad contó con la presencia de los directores regionales de Corfo y ProChile; Carlos Leppe y César Williams, autoridades que evaluaron positivamente lo realizado en este programa que buscó mejorar la competividad de los productores apícolas, a través del mejoramiento en la eficiencia productiva, junto con la generación de capital relacional con  trabajo asociativo y vinculante entre empresas.

“Como estamos convencidos que es importante el trabajo que desarrollan pero queremos que confíen más en ustedes mismos,  aprobamos la continuidad de este proyecto, un segundo año con un financiamiento de alrededor de 42 millones. La invitación es a que empiecen a empoderarse de lo que hacen, cooperarse y busquen una instancia que les permita dar el salto” anunció durante el seminario el director regional de Corfo, Carlos Leppe.

Es destacable que el grupo objetivo del NODO corresponde a Agricultura Familiar Campesina, que cuentan entre 5 y 1000 colmenas, en su mayoría son beneficiarios de INDAP de Linares, Colbún y Yerbas Buenas, principalmente. El 91% posee iniciación de actividades y el 9% no cuenta con ella pero están en trámite de concretarlo.

Durante la ejecución del programa el grupo tuvo acceso a actualización del diagnóstico sectorial, publicación de manual apícola y normativas vigentes, participación en día de campo, gira, mesa de negocios,  seminarios, charlas y talleres con la finalidad de mejorar sus procesos productivos y así ser eficientes en sus negocios.

“Asistir a tales actividades generó en ellos confianza, amplió sus redes de contactos  lo que provocó que generasen nuevos  lazos ya sea de negocios y/o cooperación”, manifestaron desde Copeval Desarrolla.

Asimismo, el gerente de consultora Umbral Juan Carlos De la Fuente dijo “esta primera etapa del proyecto, pretendió generar un

mejoramiento en la producción de los colmenares y una disminución de los costos. Sin embargo en el mediano plazo, se estima que tendrá como efecto asegurar una producción sustentable de los colmenares, capacidad de asociatividad y vinculación de productores en redes locales, regionales y nacionales”.

Seminario

Los temas tratados en la nutrida agenda fueron; Registro de Apicultores de Miel de Exportación (RAMEX) del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), diversificaciones en la producción apícola , entre otros .

Dentro de las exposiciones presentadas, se postuló la idea fuerza que los asistentes tenían que capitalizar lo aprendido para mejorar continuamente.

Sobre su participación en el NODO, la apicultora  María Eugenia Gamboa comentó “en realidad todos los temas me gustan, pero me interesa salir y conocer las novedades que tienen en otro lado, el conocimiento porque generalmente en grupo uno va aprendiendo porque comparte  otras experiencias”.

Por su parte, Fidel Vásquez productor de Linares dijo “estuve hartos años con 50 cajoncitos llegaba a 80 y no podía subir más, esta asistencia técnica me ha servido, últimamente pegue el estirón y ya tengo sobre 200 colmenas y estoy viendo la posibilidad de subir más, mientras se pueda porque se necesita trabajo y dedicación para atenderlas bien”.

Miel Chilena

La producción de la miel en Chile se estimó en 9.100 toneladas en el año 2007, correspondiente a un 0,6% de la producción mundial. El 90 % se exporta a granel, sin ningún valor agregado, por lo que es imposible tener alguna injerencia en el comercio mundial de este producto, el 10%  restante se comercializa para consumo interno.

Antecedentes proporcionados por el Centro Nacional Desarrollo Apícola, establecen que el consumo anual es del orden de 100 g per cápita, cifra que se sitúa por debajo del promedio mundial, que corresponde a 220 g, y es muy inferior al de algunos países miembros de la unión Europea (1 kg anual per cápita) o de Nueva Zelanda (2,5).

 

 

 

 

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!