Apoyan a familias de campamentos e inician clausura de terrenos en La Esperanza de Talca y Santa Helena de Camarico

““Los campamentos son una herida abierta para nuestra región, toda vez que en el siglo 21 aún tenemos familias en tan precarias condiciones”, sostuvo el gobernador de Talca, Óscar Vega.

TALCA.-En dependencias de la Gobernación Provincial de Talca se firmó un convenio de transferencia de recursos que permitirá el cierre definitivo de los terrenos que usaban los campamentos La Esperanza de Talca y Santa Helena de Camarico.

Los proyectos de cierre forman parte del Programa de Erradicación de Campamentos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y consideran una inversión total por 21 millones de pesos.

Estos recursos permitirán realizar el desarme de mediaguas y cierres precarios, limpieza, cierre perimetral e inhabilitación de los terrenos donde actualmente se encuentran los campamentos.

El director (PyT) de Serviu Maule afirmó que todas las familias que se encuentran viviendo en ambos campamentos están con una solución habitacional entregada o en proceso.

“No hemos dejado a nadie sólo, pero tampoco queremos que estos terrenos se transformen en un lunar para nuestra s ciudades, por lo que vamos a garantizar que se ejecute el trabajo pues se trata de un bien social mayor”, afirmó Omar Gutiérrez.

Por su parte, el Seremi de Vivienda y Urbanismo destacó que de los 14 campamentos existentes en la región del Maule, actualmente quedan sólo tres, los cuales tienen programada su erradicación durante el 2016.

“Como Ministerio estamos empeñados en detectar esos espacios públicos deteriorados, traspasar recursos y poder darle un mejor uso”, sostuvo Rodrigo Sepúlveda.

Luego de firmar el convenio tripartito, el Gobernador de Talca destacó la importancia que tiene para el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet resolver integralmente los asentamientos precarios.

“Los campamentos son una herida abierta para nuestra región, toda vez que en el siglo 21 aún tenemos familias en tan precarias condiciones de vivienda. Por lo tanto, la Gobernación asume el desafío de realizar en los próximos 10 meses el despeje de estos campamentos para que no se vuelvan a emplazar allí ninguna familia”, explicó Óscar Vega.

La firma de este convenio permitirá recuperar en 10 meses importantes terrenos de uso público, ocupados ilegalmente por familias que ya tienen una solución habitacional en proceso.

Una parte del espacio que ocupaba el campamento La Esperanza de Talca podría ser traspasado Servicio de Salud del Maule para implementar estacionamientos para el Hospital Regional de Talca; otra parte será evaluada con Junji para construir un jardín infantil, previo análisis de las condiciones del suelo.

En el caso del terreno que dejará el campamento Santa Helena de Camarico, será inhabilitado para evitar nuevas ocupaciones irregulares.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!