Aprueban plan regulador en la comuna de San Javier

Seremi del Minvu, Rodrigo Sepúlveda, dio a conocer que Contraloría tomó razón de este instrumento de planificación territorial

SAN JAVIER.- El Seremi de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Sepúlveda, destacó que la contraloría regional del Maule tomó razón de la resolución emanada del Gobierno Regional, quedando de esta manera aprobado el plan regulador comunal de San Javier que abarca dicha comuna, mientras que la localidad de Nirivilo mantiene su límite urbano.

Cabe señalar que en el año 2014 el Minvu invirtió 45 millones de pesos en la contratación de estudios para la actualización, la evaluación ambiental estratégica, y la tramitación municipal del Plan. “Este estudio nos permitió que el concejo municipal aprobara el plan en junio del año pasado, luego de un arduo trabajo y varios procesos de participación ciudadana”, comentó la autoridad del Minvu.

Posterior a este acto, la Seremi aprobó técnicamente el plan y lo envió al Gobierno Regional en diciembre de 2015. “En mayo del 2016 la contraloría hizo algunas observaciones las que fueron resueltas entre los equipos técnicos de la DDU, municipio y la empresa consultora. En julio del mismo año se volvió a aprobar en el Core y ahí se inició el proceso definitivo que finalizó con éxito el 21 de octubre pasado con la toma de razón de parte del contralor”, sostuvo Sepúlveda.

Consultado cuales son los plazos que ese establecen para la entrada en vigencia del nuevo instrumento de planificación territorial, Sepúlveda, señaló que “ahora corresponde que el gobierno regional haga la publicación en el Diario Oficial y a partir de ese trámite entra de inmediato en vigencia”, acotó.

IMPORTANCIA

El encargado de vivienda y urbanismo en el Maule recalcó que “la función del Plan Regulador es promover un desarrollo armónico de la ciudad de San Javier, lo que es sumamente importante en una ciudad dinámica como ésta, y que tiene permanente demanda por construcción de viviendas; entonces el plan viene a orientar dónde construir y cuánto, cuidando la accesibilidad vial y potenciando la dotación de áreas verdes por medio de guardar terrenos exclusivos para la futura construcción de plazas y parques en distintos sectores de la ciudad, en particular en la ribera del río Loncomilla”.

Los vecinos tendrán absoluta claridad a la hora de ejecutar construcciones tanto en sus terrenos como en diferentes barrios. Además, se incorpora más suelo disponible para construir nuevos conjuntos de viviendas, lo que en el futuro beneficiará directamente a las familias que quieran optar a una nueva solución habitacional. “Es un rayado de cancha muy importante y por eso es que desde la Seremi hemos trabajado intensamente para acelerar  los procesos, pero también se requiere de que los otros estamentos involucrados actuen con la misma prontitud”, puntualizó Sepúlveda.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!