ARAUCO busca evitar la desaparición de la especie Adesmia Bijuga

Casi tan extraña como su propio nombre, es la existencia en nuestro país de la Adesmia bijuga, una especie que está en peligro y frente a la cual, en el vivero Quivolgo, de ARAUCO, se hacen esfuerzos para asegurar su conservación.

Se trata de un arbusto nativo que aproximadamente hace una década fue “redescubierto” por un investigador de la Universidad de Talca.  Uno de los sitios de hallazgo de esta especie se encuentra en la zona de Curepto, en uno de los predios de Forestal ARAUCO.

El 2011, esta especie fue declarada en peligro crítico en el sexto proceso de reclasificación de especies del Ministerio de Medio Ambiente, principalmente porque posee una distribución restringida, siendo conocida en la actualidad solamente una única población en la Cordillera de la Costa de la Región del Maule.

Por lo mismo, hace ya varios años ARAUCO la incorporó como parte del Área de Alto Valor de Conservación (AAVC) de Ruiles de Huelón.

Algunos estudios realizados a la fecha han permitido conocer el estado de las plantas y sus posibilidades de propagación.

“Es una planta poco estudiada. En terreno tenemos aproximadamente un núcleo de adesmia que fluctúa entre las 80 y 120 plantas. Algunos de estos ejemplares se ven debilitados, incluso secos, y esta condición, según el estudio realizado por la Universidad de Talca, se debe a que está siendo afectada por algún patógeno y posiblemente por la falta de luminosidad.

Desde que fue encontrada esta especie en terreno, el número de ejemplares se ha mantenido. La producción de semillas es escasa, pero todos los años encontramos nueva regeneración”, señaló Carolina Rojas, encargada de biodiversidad de Forestal Arauco.

TRABAJO EN EL VIVERO

En el vivero Quivolgo, de ARAUCO, ubicado en Constitución, se están haciendo grandes esfuerzos en procura de lograr la conservación de esta especie y en un mejor escenario, su propagación.

Desde hace algunos años, debido a la escasa producción de semillas de esta especie, se ha trabajado con la propagación vegetativa. Se inició el trabajo con algunas plantas obtenidas de semilla y por medio de estacas que viverizó la UTAL, con buenos resultados.

El año pasado, con la emergencia de los incendios, y la prioridad de mantener esta población tan reducida, se efectuó un trabajo en terreno para colectar estacas de adesmia con el objetivo de llevarlas hasta el vivero Quivolgo y poder incrementar el número de plantas por la vía de la clonación inicialmente.

Esta temporada ARAUCO realizará el monitoreo en terreno para colecta de semillas y así incrementar el número de ejemplares y la diversidad genética de la especie.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!