Arauco y UTalca se unen en la construcción de viviendas sociales rurales

La alianza beneficiará a 60 familias de la localidad de Putú y alrededores, y permitirá la materialización del primer conjunto habitacional rural del Maule hecho en madera.

PUTÚ.- En la localidad de Putú, comuna de Constitución, se firmó el convenio entre la empresa Arauco y la Universidad de Talca (UTALCA) para la construcción de 60 viviendas sociales rurales en madera. Una iniciativa de corte social que va en beneficio de la zona costera.

Este proyecto habitacional se enmarca en el Plan de Viviendas que desde hace algunos años impulsa la compañía Arauco en distintos territorios del país y que, en Constitución, ya significó la construcción del conjunto Villa Verde con 484 casas y actualmente en edificación, el conjunto Viento Sur con 184 viviendas.

El gerente de Asuntos Corporativos y Comerciales de Arauco, Charles Kimber, relevó la importancia de esta iniciativa y del trabajo conjunto con otros actores. “Esto es muy importante. Hacer esto con la Universidad, con el sector público y con la comunidad, para poder resolver problemas sociales, ocupando las habilidades y capacidades que tenemos cada una de las instituciones, es muy relevante porque es en pos de un objetivo tan valioso como es aportar a dar solución con la casa propia”, sostuvo.

Además, Arauco aportará su experiencia en la producción de madera para desarrollar un modelo técnicamente superior y de bajo impacto ambiental.

Para el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas, el rol de servicio a la comunidad se vive con este tipo de colaboración en la que participa la casa de estudios, la empresa privada y la gente. “Nuestra misión corporativa no solo es formar académicamente a nuestros alumnos, sino también ser parte, vivir y conocer los problemas de nuestros vecinos, en este caso los de Putú y, desde la academia, colaborar para que el esfuerzo propio de las personas, la responsabilidad social de la empresa y nuestro aporte, sirva a mejorar la calidad de vida con viviendas cómodas y dignas”, expresó.

El aporte que realizará la Universidad, a través de la Escuela de Arquitectura, radica en el estudio y factibilidad para el diseño de las viviendas en madera, todas ellas adecuadas a las particularidades climáticas, geográficas y sociales de los beneficiados.

Germán Valenzuela, jefe del proyecto y académico de la Escuela de Arquitectura de la UTALCA explicó que “hemos incorporado la madera como principal material que, además, por sus características técnicas, es una madera muy especial porque es la madera que Arauco exporta. Vamos a tener viviendas de alta resistencia técnico-acústica y estructural”. Añadió que las casas serán de 60 metros cuadrados, 15 más que las viviendas sociales convencionales, y que se está estudiando la factibilidad de hacerlas ampliables.

En tanto, el alcalde de Constitución, Carlos Valenzuela, que también suscribió este acuerdo de colaboración, valoró el esfuerzo e involucramiento de Arauco y la Universidad de Talca. “Agradezco a la Universidad de Talca, su Escuela de Arquitectura y a Arauco, sin duda, por todo esto. Hoy se firma un convenio que comenzará a ser la realidad con viviendas para 60 familias de nuestra comuna, en un sitio de propiedad de Arauco, que está ubicado en el corazón de Putú y que va a venir dar solución habitacional”. Adicionalmente valoró que, después de 15 años, la localidad volviera a tener una nueva población, esta vez, inspirada en la madera, producto representativo de la zona.

BENEFICIARIOS

En lo medular, el convenio beneficiará a 60 familias de la localidad de Putú y alrededores, la gran mayoría trabajadoras del vivero Quivolgo, de la misma empresa Forestal Arauco, quienes tendrán acceso al subsidio rural DS10 que ocupará materiales locales de alta calidad. El proyecto se convertirá en el primero, de corte social, realizado con madera.

Paola Cancino, presidenta del comité Villa Los Humedales y quien trabaja precisamente en el vivero Quivolgo, expresó su alegría al materializarse esta unión. “Estamos felices porque vemos que estamos más próximos de alcanzar nuestro proyecto tan anhelado para todos. Buscábamos algo así y se nos cerraban un poquito las puertas, pero al fin estamos viendo la luz y vemos que se está avanzando. Es muy importante el apoyo de ambos (Arauco y UTALCA) porque detrás hay muchas familias que son de mucho esfuerzo y lo único que desean es tener sus casas y sin este apoyo hubiese sido muy difícil conseguirlas”, afirmó.

Por su parte, Víctor Belmar, presidente del comité Juventud Los Pinos 2, también expresó su satisfacción por esta iniciativa. “Estamos muy contentos y agradecidos del apoyo de Arauco, la Universidad de Talca, y la municipalidad de Constitución. Este es nuestro sueño, tener nuestra casa y gracias a ellos vamos a poder hacerlo realidad”, dijo.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!