Arauco y vecinos se preparan para enfrentar temporada de incendios forestales

La empresa invertirá US$40 millones para reforzar el trabajo de detección de incendios con cámaras robot y nuevos softwares de apoyo al despacho. En paralelo, vecinos se organizan e implementan brigadas comunitarias.

Prevenir y detectar de forma inmediata y oportuna los incendios, es el objetivo de la estrategia integrada con que Arauco enfrentará la presente temporada de incendios, invirtiendo para ello 40 millones de dólares. Junto a modernas cámaras robot 360° y nuevos softwares para el despacho oportuno de los recursos de combate, más de 300 comités de la Red de Prevención Comunitaria apoyan esta transcendental labor.

Este año, la empresa instaló una nueva Central Unificada, con base en Concepción, conformada por 13 despachadores, 6 supervisores, 5 zonas de despacho y 7 zonas radiales, quienes coordinan el trabajo de detección y despacho de recursos para el combate de incendios de manera unificada.

Entre los recursos técnicos dispuestos para esta temporada, destacan 96 torres de vigilancia y detección de incendios, 24 cámaras robot, 69 carros bomba, 13 aviones, 13 helicópteros y dos súper helicópteros Erickson Aircrane con una capacidad de 10 mil litros cada uno.

Parte de estos recursos ya se encuentran operativos en la Región del Maule, concretamente en la zona de Constitución, donde brigadistas realizan su entrenamiento para enfrentar la presente temporada.

Para el combate terrestre de incendios, la empresa tiene contemplado 1.300 brigadistas tradicionales, a quienes se suman 1.200 brigadistas silvícolas quienes se integran en las faenas de liquidación de los incendios.

Al igual que la temporada pasada, ARAUCO contará con Brigadas Nocturnas, 204 profesionales especialmente capacitados desarrollan labores de combate, contención y liquidación del fuego. La temporada pasada, estos brigadistas controlaron el 35% de los incendios.

Para gestionar de forma eficiente los recursos, Arauco divide al país en 15 zonas, y cada una de ellas con sus variables de velocidad de propagación, siendo el objetivo -una vez que se ha detectado un humo- poder llegar con el primero recurso antes de los 10 minutos. Cuando hay despachos aéreos en conjunto con terrestres, el último recurso debe llegar antes de los 20 minutos.

Nelson Bustos, Subgerente de Asuntos Públicos de Arauco, junto con relevar la importancia de los recursos para el combate, destacó el valor que tiene la prevención y el trabajo colaborativo con vecinos y otras instituciones. “La experiencia demuestra que el mejor incendio es el que no ocurre y por lo tanto si somos capaces de prevenir la ocurrencia, vamos a tener una temporada positiva. Hemos estudiado que la mejor forma de prevenir es involucrar a las comunidades en esta tarea y por eso en Chile hemos conformado del orden de 300 comités locales de prevención constituidos por vecinos, Bomberos, Carabineros y las organizaciones del sector, quienes -en conjunto con asesores- han analizado cuáles son los riesgos en su entorno, de tal forma de elaborar planes locales de prevención que les permita -antes del inicio de temporada- contar con medidas básicas de protección en torno a las comunidades”, sostuvo.

Agregó que las acciones anteriores “se suman al trabajo que está haciendo ARAUCO en la construcción de cinturones de protección con zonas sin plantación y otras con baja densidad, de tal forma de prevenir que un incendio afecte a un sector poblado”.

Brigadas comunitarias

En este sentido, destaca el trabajo de la Red de Prevención Comunitaria, de la cual ARAUCO forma parte junto a otras empresas, municipalidades, organismos públicos e instituciones, como Carabineros y Bomberos, entre otros.

Actualmente hay 300 comités activos, de los cuales ARAUCO participa en 240. Estas agrupaciones ya tienen desarrollados e implementados sus Planes Locales de Prevención y, a un año de su conformación, están trabajando en el balance de sus primeros 12 meses de trabajo.

Entre los logros de los Comités, destacan -además de la coordinación y trabajo conjunto- la implementación de equipos de detección y combate, integrados por los propios vecinos.

Esta temporada, los comités se organizaron y formaron “Brigadas Comunitarias”, equipos integrados por vecinos del sector, especialmente capacitados para el combate de incendios en la etapa inicial del fuego. Actualmente, 39 comités han implementado este tipo de brigadas entre las regiones de O’Higgins y Los Lagos.

La Brigada Comunitaria de Villa Verde, en el sector alto de Constitución, es un ejemplo de este trabajo que se ha venido desarrollando primeramente con la conformación del Comité Local de Prevención y luego con la constitución de esta cuadrilla de primer ataque.

“Teniendo una buena prevención vamos a evitar que la gente ocasione un incendio por desconocimiento o intencionalidad. Ahora si eso falla, entraríamos nosotros como primera línea de ataque hasta que lleguen los primeros recursos. Partimos nosotros prestando el primer ataque y el resto de los vecinos del comité queda dando avisos a los recursos ya sea las brigadas, carabineros y bomberos, y organizando también -si es de mayor magnitud- las evacuaciones y el rescate hacia zonas seguras establecidas”, explicó Jorge Vásquez, miembro del Comité Local de Prevención y de la Brigada Comunitaria de Villa Verde.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!