Argentina: matan con agua hirviendo a imputado por femicidio

Darío Gastón Badaracco debía comparecer ante el tribunal para ser juzgado por el asesinato de Araceli Fulles.

Un hombre sospechoso de femicidio murió luego de ser atacado con agua hirviendo, en la cárcel de Sierra Chica, Argentina, donde esperaba su juicio por asesinar a  Araceli Fulles, en abril de 2017.

Darío Gastón Badaracco, según Clarín, falleció producto de las heridas sufridas en la agresión, que le dejaron con el 60 % de su cuerpo quemado e internado en un hospital desde el 7 de abril.

La versión oficial narra que Badaracco fue atacado por dos compañeros de la celda 766, en el pabellón 10 del centro penal. «Lo golpearon, lo patearon y le tiraron agua hirviendo sobre el rostro, tórax, abdomen, región inguinal y piernas», cita Clarín.

«Son problemas de presos y los teníamos que arreglar así», dijeron los agresores, de acuerdo con el medio argentino.

Badaracco era el único detenido en una investigación que tiene otros ocho imputados, todos por complicidad en el femicidio.

La víctima, identificada como Araceli Fulles, despareció el 2 de abril de 2017 y su cuerpo apareció 25 días más tarde, en el patio de la casa Badaracco, quien ya había declarado tres veces en calidad de testigo.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!