Argentinos resucitan los clubes de trueque para enfrentar la crisis y el hambre

Con 28,7% de pobreza y una inflación estimada en 40% reaparece el intercambio de bienes básicos en los barrios.

BUENOS AIRES.- Las mujeres se llaman al lado de las vías del tren en Moreno, una de las ciudades de la periferia oeste de Buenos Aires. Ahí intercambian bienes. Un par de zapatillas por una botella de aceite y un paquete de tallarines, unos pantalones por media docena de huevos y un kilo de azúcar, una camiseta de Boca Juniors por mate y leche. Cada vez más argentinos recurren al trueque. Las causas son la caída del trabajo informal que sustenta los hogares más pobres y una inflación que puede superar el 40% en 2018.

Según informa el diario español ElPaís, en sólo seis meses el precio de alimentos básicos como la harina se duplicaron. Claudia Navarrete, madre de cuatro hijos, se quedó sin trabajo como empleada doméstica. “No encontré otro laburo porque ahora te dicen que no, que se arreglan solas, la situación está muy mal”, comenta esta mujer con un par de camisetas en la mano que cambiará por leche para sus hijos. Ella viaja 45 minutos en autobús para llegar puntual, cada viernes a las dos de la tarde, a esta feria de trueque que crece semana a semana.

“Da mucha impotencia cada vez que uno va al súper y ve que la harina, el aceite, los huevos volvieron a subir”, explica Marisol Alonso, una de las organizadoras del club de trueque de Moreno. La Argentina del gobierno de Mauricio Macri tiene un 9,2% de desempleo y 28,7% de pobreza. Las ferias de intercambio llevan meses en auge. “Cayó mucho el trabajo. Soy repostera y el año pasado tenía que suspender pedidos. Ahora tengo como mucho tres pedidos por mes”, cuenta Andrea Bartolomé.

En Facebook hay más de treinta grupos de trueque. En Moreno funcionan al menos cuatro con entre 5.000 y 20.000 miembros. Cada usuario publica lo que oferta y lo que pide. Si encuentra alguien interesado se ponen de acuerdo y se buscan con carteles. Más del 90% de las que compran y venden son mujeres. “Son ellas las que lo sustentan, sobre todo en lo más extremo, que tiene que ver directamente con el hambre”, relata Daniel Menéndez de la organización Barrios de Pie, que identifica 25 ferias de intercambio en la zona metropolitana de Buenos Aires.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!