Aseguran que hay energía acumulada entre Osorno y Valdivia capaz de generar un nuevo terremoto

El nuevo movimiento telúrico sería similar al ocurrido en Chiloé en 2016.

En abril, la revista Nature Geoscience publicó un estudio realizado por el Núcleo Milenio (Cyclo) llamado “El ciclo sísmico a lo largo de zonas de subducción”, donde aseguran que el terremoto de Chiloé de 7,6 grados en la escala de Richter ocurrido el 25 de diciembre de 2016 fue un nuevo sismo que se generó por energía acumulada en parte de la zona ya fragmentada por el terremoto de 1960.

Según consignó LaTercera, para realizar la indagación usaron un método de análisis de modelamiento matemático que afirmaría que ya existe energía suficiente como para que se genere un nuevo terremoto con las mismas características que el de Chiloé, pero en un terreno a lo largo de los mil kilómetros que rompió el mega terremoto de 1960.

Según Marcos Moreno, autor de la investigación, y Daniel Melnick, coautor y director de Cyclo, junto a Andrés Tassara y otros investigadores internacionales,  los terremotos más profundos, como el de 2016, pueden considerarse como una primera fase de liberación de energía que se produce después de un gran terremoto menos profundo como el de 1960.

El autor de la indagación, aseguró que cuando la compresión de las placas se acumula, más eventos como el ocurrido en 2016 pueden suceder a lo largo de la zona afectada en 1960.

De acuerdo a lo anterior, sacar cuentas de cada cuántos años ocurre un terremoto en determinado lugar no es tan correcto, ya que según indicó Daniel Melnick, director de Cyclo, los terremotos no son iguales, por lo que no sirve mirar solo datos históricos, sino que también se debe tomar en cuenta si fue un terremoto profundo o si fue somero, ya que estos últimos son los más dañinos, provocando tsunamis y hundiendo la zona costera.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!