Aseguran que obispo de Temuco mantuvo vida de pareja con otro sacerdote

Héctor Vargas, quien se ha perfilado como opositor a la homosexualidad, acusó que se trata de “una calumnia absolutamente infame”.

TEMUCO.- Un reportaje del sitio ElMostrador asegura que el obispo de Temuco, Héctor Vargas, sostuvo una relación de pareja con otro sacerdote.

Fuentes al interior de la Iglesia señalaron al portal de noticias que la “doble vida” de la autoridad eclesiástica genera molestias al interior de la institución y que su acción ha sido reprochada internamente.

“Hay obispos homosexuales, es una situación que molesta a muchos porque, primero, son vidas falsas y, segundo, porque esas mismas vidas falsas hacen construir redes, encubrir y tener predilectos”, explicaron a ElMostrador.

Además, agregan que “no es la homosexualidad el problema, tampoco esa conducta está vinculada a los abusos, pero sí genera redes de protección sobre ciertos obispos y religiosos, porque hay una forma de vida de resguardar”.

El vínculo sentimental de Vargas lo sostuvo mientras era obispo de Arica con otro religioso de esa misma ciudad, cuyo nombre no ha sido revelado. Sin embargo, a lo largo de su carrera eclesiástica se ha posicionado como un férreo opositor a la homosexualidad.

En el libro “Homosexualidad Juvenil: Orientaciones Educativo Pastorales”, publicado por el Equipo Interdisciplinario de la Juventud Salesiana en 2009, Vargas afirmó que la homosexualidad “empobrece” a los seres humanos.

En otra columna, el obispo de Temuco subrayó que “la Iglesia cree firmemente que corresponde a cada uno, hombre y mujer, reconocer y aceptar su identidad sexual. La diferencia y la complementariedad físicas, morales y espirituales, están orientadas a los bienes del matrimonio y al desarrollo de la vida familiar”.

Consultado sobre esta situación, Vargas acusó que este “secreto a voces” es una “calumnia absolutamente infame, no se puede creer una cosa como esta”.

“Es una mentira y me gustaría saber quién puede estar detrás de algo como esto. Es una difamación enorme. Yo he llevado mi vida de célibe hasta el día de hoy”, aseveró.

Sin embargo, en el rotativo detallan una serie de acusaciones de abuso que apuntan a la diócesis de Temuco, particularmente contra el diocesano Pablo Isler y los sacerdotes Mardoqueo Valenzuela y Waldo Ignes.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!