Asociaciones de funcionarios del Servicio de Salud Maule y SAMU denuncian situaciones que afectan a funcionarios del centro regulador

Mediante una nota de prensa, las asociaciones de salud dieron a conocer las diversas situaciones que habrían afectado a quienes trabajan en esta repartición de salud.

TALCA.- Por medio de un comunicado de prensa en conjunto, las asociaciones de funcionarios de la dirección del Servicio de Salud Maule y SAMU (ATYP, Asociación de Técnicos y Profesionales; y ARFAPH, Asociación de Funcionarios SAMU) expresaron su preocupación por las diversas situaciones relacionadas que ellos aseguran ser víctimas, principalmente referidas a un mal clima laboral, abuso indebido de poder y control de parte de jefaturas directas del Centro Regulador, además de malas prácticas y despreocupación por parte de la dirección del Servicio de Salud Maule (SSM) respecto a quienes laboran en el Centro Regulador SAMU, específicamente con quienes se desempeñan como radioperadores.

Según aseguraron ambas asociaciones gremiales, el problema viene “manteniéndose y repitiéndose durante los últimos años, dañado profundamente a este equipo de trabajo, el que ha pedido apoyo en reiteradas ocasiones y no ha recibido más que calmantes infundados y no perdurables en el tiempo de parte de la dirección del SSM”.

Lo anterior se habría traducido en “en un aumento de ausentismo laboral, principalmente por licencias por estrés y de tipo psiquiátricas y además en un aumento fulminante de enfermedades profesionales reconocidas por el Instituto de Seguridad Laboral, ISL”.

Por lo mismo, expresan a las autoridades del SSM que “tomen las medidas necesarias para resolver de manera inmediata y definitiva esta problemática”, agregando el comunicado que estas personas han “bajado el perfil cada vez que se ha expuesto, no teniendo a la fecha una intervención seria, efectiva, ni con una solución real”.

“Es lamentable que un Servicio que posee un discurso y una campaña activa en materia de buenas prácticas, buen trato y calidad de vida, se quede solo en eso, en un discurso bonito que está muy lejos de propender un real bienestar de sus funcionarios”, señaló el escrito.

Exponen las asociaciones que “en dos ocasiones (han) sostenido reuniones de trabajo con el director del Servicio de Salud y (les han) expuesto los principales problemas que aquejan a nuestros compañeros”, por lo que decidieron hacer de público conocimiento, “abogando a una instancia de presión que colabore con brindar una pronta respuesta”.

A continuación, puntualiza la nota de prensa que “dentro de los principales problemas se encuentran:

  • Mala gestión de las personas, malos tratos y abuso reiterado e indebido de poder de parte de la enfermera supervisora regional y la enfermera coordinadora del Centro Regulador, por lo que solicitamos el cambio de éstas;
  • La eliminación sin justificación formal de dos cargos de radioperador, los que están siendo cubiertos por los mismos funcionarios en turno, traduciéndose en una carga laboral extra y en la extensión casi obligatoria de turnos para cubrir esta necesidad; y
  • La falta de acceso a capacitación de funcionarios SAMU; Persecución, hostigamiento y amenazas de parte de coordinadoras con funcionarios del Centro Regulador”.

 

Finalizan el comunicado conjunto de la ATYP y ARFAPH que “el tema salud en nuestro país es algo súper sensible y expuesto, y eso mejor que nadie lo saben nuestros compañeros de SAMU, quienes día a día se ven expuestos muchas veces a insultos o malos tratos originados por la angustia de quienes son testigos de accidentes, emergencias o situaciones de alto estrés, pero ellos ahí están, haciendo lo mejor posible su labor, dando la cara por toda una institución, sin tener la culpa siquiera de las falencias de esta. Entonces no podemos quedar ajenos a esto y exigimos a nuestras autoridades preocupación y soluciones para asegurarles las condiciones mínimas de trato y dignidad a nuestros compañeros”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!