Aumento de casos de VIH: es clave cambiar el enfoque de las campañas preventivas

Campañas directas, acceso a métodos de barrera y no demonizar el virus, son clave para evitar nuevos casos de contagio.

Pese a que se pensaba que la incidencia de VIH era un tema controlado, las últimas cifras prendieron las alarmas. Ente un 34 y un 50% han aumentado los casos de diagnóstico en ambos sexos y Chile se ubica como el país latinoamericano con mayor expansión del virus. Lo preocupante es que el número de nuevos casos ha aumentado en un 68%  entre los jóvenes de 15 a 25 años.

Alejandro Poblete, epidemiólogo del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Talca explicó que “la prevalencia de casos ha aumentado porque la población vive más, la esperanza de (de quienes adquieren el virus) vida ha aumentado. Y el creciente número de casos, en los jóvenes principalmente, es por el no uso de los métodos de barrera. Pienso que debemos ser directos en la concientización de las medidas de prevención. Dar la confianza suficiente a los jóvenes para que nos pregunten y nosotros informarles directamente a ellos”.

El investigador llamó a no demonizar el uso del preservativo. “Cuando yo entrego condones directamente a nuestra población joven, no los estoy llamando a tener una sexualidad irresponsable, al contrario, los estoy llamando a que, si en algún omento de su vida, deciden mantener relaciones sexuales lo hagan protegidos porque cada uno es libre pero se deben tener disponibles los métodos de barrera y concientizar su utilización”, dijo.

En este sentido, aseguró que el acceso a la información y las campañas deben ser tener un lenguaje directo. “No hay que burocratizar, no hay que poner tanta traba para acceder a los métodos de barrera o condones”.

Se estima que unas 25 mil personas viven con VIH en el país y aún no conocen su diagnóstico. En el Maule, en los últimos 5 años, los casos se duplicaron y actualmente hay 1400.

Para Poblete, se debe poner un alto en la aparición de nuevos casos, sobre todo en población joven. “Cuanto más rápido detectemos a una persona portadora de VIH, más rápido se puede iniciar el tratamiento. Hay que sacar e la cabeza de que es una enfermedad mortal, tiene tratamiento y los portadores de VIH viven como una persona normal pero también incluye una responsabilidad frente al uso de preservativos”, explicó.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!