Aún se mantienen 3.900 clientes sin energía eléctrica en la región del Maule

Reporte de CGE a las 11 horas de este martes 11 de Agosto.

TALCA.- CGE DISTRIBUCIÓN informa que a las 11:00 horas de esta mañana, mantiene un total de 3.900 clientes sin energía eléctrica en sectores de las comunas de Maule, Pelluhue, San Clemente, Pencahue, San Rafael, Empedrado, Vichuquén, San Javier, Sagrada Familia, Curepto, Río Claro y Pelarco.

Tal como se informó en el anterior reporte de prensa, la situación que se presenta en terreno es de dificultad para avanzar en la reposición debido a la existencia de líneas cortadas en predios donde es necesario efectuar el despeje de árboles de gran altura para acceder a la reparación y restitución de la infraestructura dañada por el viento y la caída de materiales como árboles, ramas o partes de techumbres.

En esta etapa, el trabajo es más lento de lo que la empresa quisiera, dado que es necesario ir despejando y reparando al mismo tiempo, procurando mantener la seguridad de los trabajadores y la comunidad.

Es importante indicar que en la Región del Maule se han desplegado en terreno un total de 290 técnicos eléctricos, algunos de los cuales se han trasladado desde las regiones Metropolitana,  O´Higgins, Biobío y La Araucanía, así como más de 30 profesionales que supervisan y apoyan las labores de reconstrucción.

Asimismo, existe un fuerte apoyo de todas las áreas de la compañía, especialmente para reforzar la atención a nuestros clientes. En este sentido, CGE Distribución reitera sus canales de contacto, Fono Cliente 600 777 77 77 y el canal de atención de emergencias Twitter, @cged_sos.

También se ha dispuesto la instalación de 23 equipos generadores en sectores acordados con las autoridades comunales y de emergencia, los que han sido principalmente destinados a las plantas de agua potable rural.

Manuel Ortega, Subgerente Técnico de CGE DISTRIBUCIÓN, indicó que “este fenómeno meteorológico vivido desde el viernes hasta el domingo originó cuantiosos daños a nuestras instalaciones, producto del reblandecimiento de terreno por las intensas lluvias y los fuertes vientos que en algunos casos sobrepasaron los 120 kilómetros por hora, arrastrando objetos y árboles sobre las instalaciones”.

Agregó que en el día de hoy se espera disminuir de manera considerable los sectores afectados en las comunas señaladas. Además, informó que “en la zona de Licantén y Hualañé se produjo un importante daño en nuestras instalaciones de transmisión, el que se encuentra actualmente reparado de manera provisoria. Es por es este motivo que durante esta mañana, con el apoyo de un helicóptero se están trasladando postes y materiales necesarios para dejar las instalaciones reparadas de manera definitiva”.

Ortega reiteró su comprensión hacia el malestar de sus clientes por  los inconvenientes que estas interrupciones de suministro provocan a nuestros clientes y sus familias, y reiteró que la empresa trabaja para solucionar los problemas lo antes posible.

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!