Autoridad Sanitaria cursó sumario a local de comida rápida en Talca

Cuatro restoranes fueron fiscalizados, sólo uno pasó la prueba a la perfección.

TALCA.- En vacaciones de invierno tanto padres como niños se relajan en cuanto a la alimentación y aumenta así el consumo de comida rápida o “chatarra”. Por esta razón,  y para evitar intoxicaciones producto de alimentos en mal estado, este mediodía la Seremi de Salud, Valeria Ortiz, junto a un equipo de fiscalizadores, visitó cuatro locales de comida al paso.

El recorrido finalizó con observaciones para dos locales, un sumario sanitario para otro recinto y sólo uno pasó la prueba sin ningún problema.

En estos locales se verifica la correcta manipulación, venta y almacenaje de los alimentos. Todo bajo condiciones ambientales adecuadas, además, se fiscaliza las condiciones laborales.

Cabe señalar, que la comida “chatarra” sería la principal responsable del desarrollo de enfermedades  tales como: obesidad, sobrepeso  y enfermedades cardiovasculares.  El consumo de estos alimentos también puede provocar un daño renal irreparable.

La autoridad inició la fiscalización en “Mc Donald´s”, donde se dejaron algunas observaciones referentes a falta de cubierta en iluminaria; utensilios de aseo en lugares no adecuados; baldosas deterioradas y problemas estructurales en la sala de disposición final de basura, para lo cual se dejaron cinco días de plazo.

Luego, se visitó los “Pollos Tarragona”, donde también se constató la presencia de algunas irregularidades como deficiente condiciones de higiene y la existencia de una sola vía de evacuación.  Tras ello, la Seremi de Salud, fiscalizó “Doggis” y en este local se cursó un sumario sanitario por la falta de regulación en el cambio de aceite. A ello, se suma el uso de receptáculos inadecuados para la basura.

Finalmente, la inspección terminó con el pie derecho, ya que el local “Top – Dog”, cumplía a la perfección la norma sanitaria y pasó la prueba.

“En términos generales ha sido una buena fiscalización, ya que queremos proporcionar a la población la seguridad necesaria para acudir a estos locales en las vacaciones de invierno de forma segura y sin riesgo para la salud”, comentó Ortiz, agregando que se debe recordar que “la comida “chatarra” contribuye a aumentar los índices de obesidad y por ello, esperamos que esta sea una excepción y la familia prefiera la alimentación saludable”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!