Autoridades regionales realizaron ensayo del CENSO con positivo balance

El ejercicio buscó mostrar las preguntas del cuestionario y medir la iniciativa en tiempo real con la ciudadanía.

TALCA.- El Seremi de Economía, Patricio Domínguez, junto a su par de Desarrollo Social, José Ramón Letelier, y la Directora Regional de INJUV, Irene Muñoz Vilches, visitaron el domicilio de la familia Vidaurrazaga Hermosilla, con el fin de realizar una simulación del Censo 2017.

La iniciativa tuvo como objetivo mostrar las preguntar del cuestionario e invitar a la ciudadanía a abrir sus puertas el próximo miércoles 19 de abril.

La Directora regional del INJUV, Irene Muñoz, resaltó la importancia que tienen los jóvenes este proceso. “Quisimos realizar este ensayo del censo para demostrarle a la ciudadanía lo seguro, sencillo y rápido que es. Históricamente la juventud han tenido una participación preponderante en el Censo y en esta ocasión también lo será, por lo que agradecemos a los miles de voluntarios que se han inscrito a lo largo del país. Como Gobierno hacemos un llamado a abrir las puertas este 19 de abril, ya que los resultados de esta encuesta ciudadana servirán como base para crear las políticas públicas que nuestro país necesita”.

Respecto a la actividad el Seremi de Desarrollo Social, José Ramón Letelier, dijo que “esta experiencia fue muy interesante, ya que pudimos mostrar que este cuestionario es sencillo y amigable y que mejor que haciéndolo en terreno, demostrando que no requiere mucho tiempo. Es por esto que hacemos un llamado a toda la ciudadanía a participar este 19 de abril“

Por su parte el Seremi de Economía, Patricio Domínguez, destacó que “este ejercicio demostró que el Censo es un proceso confiable, seguro y muy sencillo, por lo que no deben tener miedo en contestar las preguntas ese día. Además resaltamos que toda esta información no será revelada a nadie. Cabe destacar que en esta oportunidad nos demoramos quince minutos con una familia de tres integrantes, lo que demuestra que el cuestionario es amigable y de fácil aplicación”.

Finalmente la señora Rubí Hermosilla, relató su experiencia e hizo una llamado a la comunidad a participar. “Fue una muy buena experiencia, de hecho era mucho más sencillo de lo que esperaba, las preguntas eran fáciles y no se demoraba mucho.

Por eso quiero pedirles a las otras personas que también abran su puerta ese día, para poder cumplir con este deber y podamos tener un Censo con datos confiables y que sirvan al desarrollo de nuestro país”.

La región del Maule ya cuenta con los 45.000 voluntarios que se necesitan para llevar a cabo el CENSO, de los cuales un 50% son jóvenes. Además hay que resaltar que las personas que se nieguen a ser censadas podrán sufrir multas que van desde los $7.000 pesos  hasta los $151.000.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!