Autoridades repudian destrozos en emblemático Chemamull  de Talca

 

En la costanera se ubicaban estos Chemamull  que significa “gente de madera”- los mapuches los utilizaron hasta las primeras décadas del siglo XX en los ritos realizados durante el velorio de los muertos- y que estaban erguidos desde el año 2002 en este parque, siendo centro de rogativas de los pueblos originarios. No obstante, una de esta figuras fue  dañada severamente y extraída de su base, razón por la cual el delegado regional de CONADI, Ivan Lepian, realizó una denuncia ante  la fiscalía local y hoy en compañía del intendente, Hugo Veloso,  repudian este hecho visitando en terreno el sector donde están emplazados.

La máxima autoridad regional, Hugo Veloso, señaló “este es un hecho lamentable, es un atentado en contra del patrimonio cultural de la ciudad de Talca y del pueblo mapuche. Sobre todo a dos semanas que celebramos el Día del Patrimonio de nuestro país, que sucedan este tipo de hechos no tiene  calificativo, es absolutamente condenable y quisimos venir con el delegado de CONADI para repudiar este acto de agresión a un símbolo de la cultura mapuche”. Asimismo, recalcó que entre el 19 y 24 de junio se realizarían variadas actividades en la región para celebrar el año nuevo Mapuche We Tripantu, por  lo tanto, hizo un llamado a respetar el patrimonio cultural de nuestros ancestros.

Por su parte, Ivan Lepian “ como mapuche y representante de una agrupación de Talca lamento este hecho, que no se respete este patrimonio que nace de las manos de nuestro Lonko, Robinson Cariman, que los esculpe y son parte de los movimientos iniciales de la ciudad de Talca del movimiento indígena; por cuanto están desde el año 2002 y ha sido un espacio de reunión y rogativas, incluso la Consulta Indígena la iniciamos aquí en estos Chemamull. Es muy simbólico este espacio y es lamentable que no se cuide por parte de la comunidad”.

Finalmente, cabe señalar que para la cultura mapuche  estos chemamull funcionaban como una suerte de guardián, que albergaba el alma del difunto mientras que la familia aun sufría por su pérdida. Una vez que la familia se resigna y se va el dolor de la muerte de su ser querido, el alma que anida en su chemamull puede emprender su viaje hacia la otra vida. Si los deudos descuidaban estos ritos, era muy probable que su pillú -ánima del muerto reciente que se resiste a alejarse de su cuerpo- fuera capturado por algún brujo (Calcu) y convertido en un espíritu maligno.

 

 

 

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!