Avanza plan de inclusión social en la periferia del Terminal de Talca

Gestión que se realiza desde el municipio Y Senda en la capital regional.

TALCA.- Desde que el municipio talquino implementó una mesa intersectorial para buscar soluciones a los problemas de delincuencia, drogadicción y vulnerabilidad social que se presentan en los alrededores del terminal de buses, se han implementado una serie de medidas, tanto para garantizar una mejor seguridad pública, como para mejorar las condiciones en que viven las personas en situación de calle que pernoctan en sus inmediaciones, y así avanzar hacia su reinserción social.

Es así como desde junio de este año, la Municipalidad de Talca en conjunto con organismos de la sociedad civil e instituciones del estado, a través de distintos programas sociales como SENDA Previene, han ido en ayuda de las personas en situación de calle que se encuentran en el perímetro del terminal de buses, entregando distintos tipos de ayuda, desde alimentación, vestuario, techo, entre otros apoyos.

En ese contexto destaca lo que se ha logrado en materia de inclusión social. Gracias a gestiones conjuntas realizadas entre el municipio y la ONG Alta Tierra, a través de su programa Violeta Parra, hoy dos personas que se encontraban en situación de calle pudieron optar a dos cupos laborales en el terminal de buses, siendo a partir de agosto funcionarios del terminal.

Uno de ellos es Carlos Bórquez, de 23 años, quien fue contratado y ahora es miembro del equipo de Aseo y Mantención del Rodoviario, proceso que es supervisado por profesionales del programa Senda Previene, quienes a través de un plan de acompañamiento, lo ayudan a adaptarse a su nueva realidad laboral.

Al respecto, el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, señaló que “hacer de nuestra capital regional una ciudad más inclusiva es una de las principales metas que nos hemos puesto como municipio. Sabemos que es una tarea difícil, pero estamos trabajando arduamente por avanzar en este sentido. Lograr la inclusión social por medio de una fuente laboral es un gran paso. Soy un convencido de que el trabajo dignifica al ser humano y confío en que será una herramienta de integración para estos jóvenes”.

Según cifras entregadas por la ONG Alta Tierra, en Talca existen cerca de 120 personas en situación de calle, de las cuales 40 transitan por el terminal de buses. “Con ellos se está realizando un trabajo permanente y son muchas las instituciones que intervienen en este esfuerzo conjunto”, agregó el edil.

Mediante la coordinación con el municipio, instituciones como Carabineros de Chile, Hogar de Cristo, Talcalle, Alta Tierra, Colectivo Realidades, entre otras, han estado entregando alimentación diaria y ropa de invierno en el sector del terminal de buses, para ayudar a pasar estos fríos y lluviosos días.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!