Avanza proyecto de ley para crear la Región XVI ‘Ñuble’

No obstante, los legisladores advirtieron que es necesario entregarle mayores atribuciones y recursos a las regiones, «empoderarlas para que exista una verdadera regionalización y descentralización».

Hasta el lunes 18 de abril se acordó el plazo para presentar indicaciones al recientemente aprobado proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que crea la XVI Región de Ñuble y las provincias de Diguillín, Punilla e Itata.

El mensaje fue respaldado por 27 votos a favor y 2 en contra y durante la discusión, los legisladores reiteraron que esta implementación debe ir acompañada de otras normas como más atribuciones en las regiones y así avanzar a una real regionalización y descentralización. Pero reconocieron la importancia de considerar las individualidades y potencialidades de las localidades.

A favor se pronunciaron los senadores Ena Von Baer, Alfonso De Urresti, Alejandro Guillier, Lily Pérez San Martín, Felipe Harboe, Víctor Pérez Varela, Carlos Bianchi, Manuel José Ossandón, Isabel Allende, Francisco Chahuán, José García Ruminot, Alejandro Navarro, Antonio Horvath y Zaldivar.

En tanto, los senadores Rabindranath Quinteros y Carlos Montes votaron en contra, pues argumentaron que se debe propiciar «una discusión más profunda (…). Una nueva Constitución abre la oportunidad de hacer un debate sobre distribución administrativa regional.  Hay que crear un sistema de regiones con capacidades reales, hoy la gran parte son administrativas» y plantearon la opción de estudiar una organización a través de macroregiones.

 OBJETIVO DEL PROYECTO DE LEY

El proyecto tiene por objeto modificar la división política y administrativa del país, creando la XVI Región de Ñuble sobre la base del actual territorio de la provincia homónima, lo que se hace necesario en razón que sus habitantes poseen dinámicas culturales y espaciales muy distintas a las de su actual capital regional ubicada en la ciudad de Concepción, por lo que se prevé que con la creación de esta región y la instalación de la institucionalidad correspondiente, así como la asignación de recursos propios de nivel regional, y la operatividad de instancias de participación y demás aspectos particulares, se facilitará el diseño e implementación de estrategias tendientes a optimizar su nivel de desarrollo, en base a soluciones específicas generadas e impulsadas por la propia región.

Así se propone crear la Región de Ñuble, capital Chillán, dividiendo su territorio en tres provincias que también crea: de Diguillín, de Punilla y de Itata.

La Provincia de Diguillín, comprenderá las comunas de Chillán, Chillán Viejo, Coihueco, Bulnes, San Ignacio, El Carmen, Pinto, Pemuco y Yungay. Su capital será la ciudad de Bulnes.

La Provincia de Punilla, estará integrada por las comunas de San Carlos, Ñiquén, San Fabián y San Nicolás. Su capital será la ciudad de San Carlos.

La Provincia de Itata, abarcará las comunas de Quirihue, Cobquecura, Ninhue, Treguaco, Coelemu, Portezuelo, Ránquil y Quillón. Su capital será la ciudad de Quirihue.

Con esto, se efectuarán las adecuaciones normativas referidas a las nuevas estructuras orgánicas, administrativas y judiciales a las que da lugar la nueva división política administrativa.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!