Biblioteca de Constitución es distinguida por el Royal Institute of British Architects

Inmueble diseñado por el arquitecto chileno Sebastián Irarrázabal y que forma parte del PRES Constitución, es una de las 21 obras de todo el mundo premiadas en el certamen RIBA Award For International Excellence.

CONSTITUCIÓN.- La Biblioteca Municipal de Constitución no es como cualquier otra. No, claramente no lo es. Concebida en el marco del Plan de Reconstrucción Sustentable (PRES) de esta ciudad y diseñada por el reconocido arquitecto nacional Sebastián Irarrázabal, se ha erigido como un inmueble de diseño innovador, inspirador y de altísima calidad, y hoy vuelve a estar en la órbita mundial y en la mirada de los más importantes arquitectos del orbe. Y es que acaba de ser distinguida con un premio de excelencia, junto a otras 20 obras de todo el mundo, por el prestigioso Royal Institute of British Architects.

Es primera vez, en su larga trayectoria, que el RIBA se abre a la posibilidad de distinguir proyectos fuera de las fronteras del Reino Unido. De un total de 30 obras seleccionadas en todo el orbe, se decidió reconocer a 21 con el sello de excelencia, cuatro de ellas de América Latina: la Nueva Jefatura de Gobierno de Buenos Aires, el Museo Jumex de México, la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Lima, y la Biblioteca Pública de la ciudad maucha.

La Biblioteca de Constitución nace a raíz del plan de reconstrucción impulsado en la ciudad para levantar una mejor y más segura urbe, luego de los devastadores efectos del terremoto y tsunami del 27 de febrero de 2010, contando en el caso de este proyecto, con la concurrencia de la Municipalidad, ARAUCO y su Fundación Educacional, Fundación La Fuente y Banco Itáu, para la gestión y financiamiento de la obra.

En el sitio web del RIBA, se puede leer el siguiente comentario del jurado: “La Biblioteca Pública de Constitución es una de las pocas iniciativas para reintegrar el tejido cívico tan necesario en el centro de la Constitución, que fue destruido, tras el terremoto y el tsunami de 2010”.

“Diseñado con algunos movimientos formales claves sorprendentes e inusuales en la forma, pero eficaz. Esencialmente es un solo espacio, el arquitecto ha resuelto disponer el área principal de la biblioteca 1,5 metros por encima del nivel de la calle y cerca de un techo, generando un espacio que entrega sensación de intimidad y seguridad, todo lo cual permite ver desde tres ventanas altas la plaza de la ciudad. Con toda la altura orientada hacia la calle, este pequeño edificio hace todo lo posible para ganar altura como un miembro significativo del grupo de edificios cívicos alrededor de la plaza: la biblioteca, la iglesia, el centro cultural, etc”.

También se destaca la materialidad de construcción con hormigón armado y madera (una estructura prefabricada en base a vigas y pilares laminados de pino); las tres “naves” que se forman con sus techos como bóvedas descendentes, altas hacia la calle y bajas en la parte trasera; las áreas de lectura que están iluminadas por luces domésticas bajas y las estanterías también están abajo, cerca del piso; y la climatización del lugar, donde el edificio funciona efectivamente sin necesidad de gran aislación.

“Este edificio es un verdadero logro en circunstancias seriamente difíciles. Ese diseño arquitectónico bien planeado e innovador, un encargo post desastre, es crédito para el mandante y al arquitecto”, concluye el comentario.

La distinción del RIBA para la Biblioteca -cuya ceremonia formal debería realizarse en diciembre- se suma al reconocimiento recibido a principios de año del respetado concurso internacional Design & Building Awards, único programa de Norteamérica que reconoce, premia y difunde la excelencia en arquitectura en madera.

ORGULLO PARA CONSTITUCION

Sebastián Irarrázabal, autor de la obra, señaló que “el Royal Institute of British Architects premia cada dos años a obras de arquitectura de todo el mundo que contribuyan a enriquecer el contexto físico y social en el que se insertan y la Biblioteca hace esto, fomentando la lectura y contribuyendo a generar espacio público de calidad tanto al interior como al exterior del edificio”, agregando que este premio “es un reconocimiento al esfuerzo de sus habitantes de reconstruir la ciudad con altos estándares de calidad”.

Consultado por el valor que le otorga a este nuevo reconocimiento, Irarrázabal sostuvo que “los premios son importantes porque son  sellos de calidad y esto permite distinguir tu trabajo y que sea más valorado y por lo tanto esto atrae más trabajo que es fundamental para seguir teniendo una práctica profesional que pone el foco en la calidad arquitectónica”.

Joel Barrera, arquitecto y coordinador técnico del PRES, afirmó que “este premio nos coloca en el mapa mundial, tenemos una joya de arquitectura”, añadiendo que la comunidad debería sentirse orgullosa por la calidad de la obra y el reconocimiento internacional que ha alcanzado.

“Esto potencia a la comuna y el país. Ésta es una obra para ser visitada. Ya hemos tenido visita de delegaciones mexicanas, también de estudiantes de Harvard, interesados en conocer esta obra de gran valor arquitectónico”, concluyó.

TRES RAZONES

El diseño innovador de esta Biblioteca, de 254 metros cuadrados, y que se ubica en calle Oñederra, frente a la Plaza de Armas, obedece a tres decisiones fundamentales.

Primero, con el objeto de acompañar la lectura con la contemplación de los añosos árboles de la Plaza de Armas, se elevó el piso principal de la zona de lectura a un metro sesenta sobre el nivel de la calle.

Segundo, para generar una iluminación propicia para la lectura, se cubrieron las tres principales áreas del programa (lectores pequeños, jóvenes y adultos) con tres naves reticuladas de madera que filtran la luz y recuerdan también los escantillados que se utilizan para almacenar y secar la madera en la zona.

Y en tercer lugar, con el fin de transmitir el carácter público del edificio, se organizó la fachada con tres vitrinas monumentales que no solo invitan a mirar los libros recién llegados sino que también ofrece refugio y abrigo a los que pasan por el costado de éste.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!