Bono Clase Media: Fiscalía Nacional evalúa abrir investigación penal por eventual «fraude de subvenciones»

Luego que el SII verificara que hubo en total 37 mil funcionarios del Estado que obtuvieron el dinero sin entregar información comprobada, el Fiscal Nacional ofició al director del Servicio para entregar información.

La Fiscalía informó que está evaluando abrir una investigación penal por eventual «fraude de subvenciones», luego que el Servicio de Impuestos Internos  verificara que hubo en total de 437.703 trabajadores dependientes que recibieron el Bono Clase Media sin haber cumplido los requisitos necesarios por ley, de los cuales 400.603 corresponden a trabajadores del sector privado y 37.100 funcionarios del Estado.

«Una vez que se tomó conocimiento de las más de 400 mil personas que habrían falseado sus remuneraciones para obtener el bono de clase media, el Fiscal Nacional ofició al director del Servicio de Impuestos Internos para que remita a la brevedad el listado de todas las personas con el objetivo de evaluar la apertura de una investigación penal por los eventuales delitos de fraude de subvenciones, perjurio, entre otros», sostuvo la Fiscalía.

Según indicó el organismo, tras el proceso de «verificación» se demostró que 400.603 corresponden a trabajadores del sector privado y 37.100 funcionarios del Estado.

La institución detalló que esto implicó un gasto fiscal de US$ 256 millones, equivalente a más de $202 mil millones.

Asimismo, el SII detalló que las personas aludidas «presentaron diferencias entre el monto que autodeclararon como sueldo tributable de julio de 2020 al momento de solicitar el bono y el real calculado a partir de sus cotizaciones previsionales obligatorias o de lo efectivamente percibido».

«De esta forma, no cumplen con el requisito legal de tener una disminución de un 30% o más en sus remuneraciones de dicho mes, respecto del promedio de ingresos totales de 2019», añadió el estamento.

Por esta situación, el SII estableció un procedimiento para que los trabajadores restituyan los montos percibidos indebidamente, sin reajustes, multas ni intereses, a través de una plataforma disponible en el sitio web de la Tesorería General de la República, hasta el 30 de noviembre.