Bosque cubre el 41% del suelo de la Región del Maule

Así lo evidenció la actualización del Catastro de los Recursos Vegetacionales de esta región, trabajo realizado por CONAF y la Universidad Austral de Chile.

TALCA.- Un 41,1% de la superficie total de la Región del Maule está cubierto por bosque. Este fue uno de los resultados centrales de la actualización del Catastro de los Recursos Vegetacionales de esta región, período 2009-2016, realizado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y el laboratorio de Geomática y Monitoreo de Recursos Naturales de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la Universidad Austral de Chile.

En los resultados, dados a conocer por el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, en el centro de reuniones de la Corporación en Talca (cerro La Virgen), se destacó además que del total de bosques, 581.515 hectáreas corresponden a bosque nativo, dentro del cual se considera al matorral arborescente al aplicar la definición legal según la Ley 20.283, y que en relación a la cifra anterior, significa un crecimiento de 10.108 hectáreas.

El resto de la cifra de bosques en la región, la representan las 634.893 hectáreas de plantaciones forestales y las 28.675 hectáreas de bosque mixto. Además, el catastro muestra que 619.858 hectáreas corresponden a terrenos agrícolas (20,5% del total), 563.406 hectáreas de praderas y matorrales (18,6%), 488.637 hectáreas a zonas desprovistas de vegetación (16,1%), y 26.603 hectáreas de áreas urbanas (0,9%).

Uno de los aspectos que recalcó el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, es que en esta actualización es que “hubo un aumento en la resolución geoespacial y generamos también cartografía de mejor detalle en torno a áreas protegidas del Estado y de las ciudades, datos que nos permiten, por ejemplo, definir recursos y estrategias para la prevención y ocurrencia de incendios forestales”.

También aclaró que si bien el período de la actualización no contempla los efectos de los incendios forestales del verano de 2017, se realizó un análisis de la superficie de crecimiento de las plantaciones forestales con la superficie altamente afectada de este tipo forestal y el resultado es una pérdida de sobre 20 mil hectáreas. En bosque nativo, al contrario, el crecimiento de este período, de 10 mil hectáreas, menos la pérdida por bosque nativo altamente afectado por los incendios forestales, que fue de unas 3 mil hectáreas, se mantiene un incremento de 7 mil hectáreas.

Mauricio Aguilera, Jefe Departamento de Desarrollo y Fomento Forestal Región del Maule, destacó que “el catastro es una herramienta muy importante porque nos indica cuánto de los recursos forestales tenemos en la región y el país. Además, no solo desde el punto de vista de la protección, sino que también nos muestra las superficies que están cubiertas por bosque y las áreas que a raíz de una catástrofe dejan de serlo, sectores donde tenemos flora con cierto nivel de vulnerabilidad, entre otros. Información que nos sirve para la planificación de proyectos regionales y también para preservar nuestra biodiversidad”.

En relación a la medición de la superficie de incendios forestales, Aguilera expresó que “este informe está hecho antes del incendio y seguramente va a dar cuenta de una línea base de cómo estaba nuestra región previamente a las 280 mil hectáreas que fueron afectadas en distintos grados de severidad, y con posterioridad se va a poder contrastar la información”.

Cabe destacar también que respecto de los Tipos Forestales de bosque nativo, el tipo forestal esclerófilo concentra la mayor superficie de bosque nativo con 213.631,3 hectáreas, le sigue el tipo forestal Roble-Hualo con 172.737,1 hectáreas, y Roble-Raulí-Coihue con 172.505,9 hectáreas.

Cambios importantes en el uso del suelo se producen en el balance 2009-2016, destacando el uso bosque con 31.979 hectáreas de incremento, el uso praderas y matorrales baja en 3.395  hectáreas, las áreas desprovistas de vegetación disminuyen en 32.621 hectáreas y las áreas urbanas e industriales se incrementan en 3.101 hectáreas, siendo este uso del suelo el que más se incrementa porcentualmente.

En la clasificación de asociaciones vegetacionales, en la región se presentan 15 pisos vegetacionales. A nivel de Pisos vegetacionales destacan por su representatividad porcentual,  el Matorral bajo mediterráneo andino de Chuquiraga oppositifolia y Discaria articulata (99,9%) y el Herbazal mediterráneo andino de Oxalis adenophylla y Pozoa coriacea (96,8%). En este sentido, se destacó que es muy relevante el poder desarrollar acciones que permitan que este tipo de pesos vegetacionales y algunas formaciones específicas de la región puedan integrarse al Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE).

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!