Capacitan a personas en situación de calle en Curicó, a través de Serpaj

0

 

Gobernadora Cristina Bravo y el seremi (s) de Desarrollo Social, Jaime Valenzuela, encabezaron la certificación de una veintena de personas que participaron de talleres de colocación de pisos, gasfitería y electricidad.

“Fue una experiencia muy buena. Ahora tenemos mejores herramientas para ganarnos la vida y ayudar a quien lo necesite. Estamos muy contentos”, son las palabras de Luis Urzúa, usuario del Centro Día que atiende a personas en situación de calle en Curicó y uno de los que participó de diversas capacitaciones relacionadas con la colocación de pisos, gasfitería y electricidad.

Dicha iniciativa fue impulsada por el Gobierno a través de la Seremi de Desarrollo Social y el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) y este miércoles llegó a su fin con la respectiva certificación en una ceremonia encabezada por la gobernadora de Curicó, Cristina Bravo; el seremi (s) de Desarrollo Social, Jaime Valenzuela; y el director regional de Serpaj, Carlos Carreño.

“Estamos muy orgullosos porque es una muestra de que el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet está preocupado por combatir la desigualdad. Una muestra de ello es este programa que es impulsado por el Ministerio de Desarrollo Social y que busca devolver la dignidad a estas personas”, señaló la máxima autoridad provincial.

Mientras que el seremi (s) Jaime Valenzuela agregó que “en este Centro Día ya no sólo tienen un abrigo, alimentación y un techo donde resguardarse sino que también ahora se están capacitando para reinsertarse a la sociedad y puedan generar recursos gracias a sus capacidades”.

CAPACITACIÓN

En total participaron 23 personas en situación de calle.  Las capacitaciones consistieron en colocación de pisos (cerámica y piso flotante), gasfitería y electricidad.

Todo ello dirigido a los usuarios del Centro Día André Jarlan, recinto administrado por Serpaj y que es financiado por el Ministerio de Desarrollo Social, con un presupuesto anual que alcanza los 62 millones de pesos.

El programa tiene como principal objetivo entregar alternativas de alojamiento temporal, destinados a la protección de la vida de las personas en situación de calle y a posibilitar su superación. Está dirigido a hombres y mujeres en situación de calle, mayores de 18 años, y tiene una capacidad mínima de 30 personas diariamente.