Carabineros de Molina permitió el reencuentro de madre e hija a través de videollamada

Las mujeres estuvieron 30 años sin ningún tipo de contacto.

TALCA.- Personal de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Molina realizó las gestiones necesarias para que tomaran contacto una madre y su hija, a través de una videollamada. Las mujeres estuvieron 30 años sin saber una de la otra.

Según detalló el Jefe de la Unidad, Capitán Augusto Álvarez Aguayo, la Comisaría  en su constante labor por llevar  cabo acciones en beneficio de los habitantes de la comuna, recientemente, realizó un reencuentro familiar  a través del uso de las tecnologías, entre Teresa Mock, de 32 años de edad, quien reside actualmente en La Florida, Estados Unidos y su madre, María Isabel Cordero Pugliservich, de 50 años de edad, quien vive en Molina.

Es así, como tuvieron que pasar tres décadas para que se volvieran a ver. Sin embargo, las ansias de Teresa por encontrar a su verdadera madre hizo que se contactara con Carabineros  entregándoles los pocos antecedentes que tenía de su progenitora.

Con esta información se pudo determinar la ubicación de María Isabel, la cual quedó muy sorprendida al saber que su hija la buscaba, por lo que accedió en forma inmediata a realizar el enlace, el que finalmente se concretó en dependencias de la Unidad, en una conversación cargada de grandes emociones por parte de ambas y sus familiares cercanos.

Por su parte, el Capitán Álvarez se manifestó muy satisfecho por la labor cumplida que permitió que una familia se volviera a encontrar.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!