Cardenal Ricardo Ezzati ordenará sacerdote a diácono Salesiano en Talca

Con mucha alegría el diácono de la Congregación Salesiana, Marco Vásquez Morales, espera lo que será el día más importante de su vida.

TALCA.- Tras un largo caminar él se ordenará sacerdote el próximo sábado 24 de septiembre a las 11.00 horas, en una celebración que se realizará en el Santuario de María Auxiliadora de Talca, ubicado en 5 Oriente con 2 Sur, y que presidirá el cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago.

Marco actualmente trabaja en el colegio Salesianos y dice sentirse tranquilo, ya que en primer lugar ha sido un proceso largo de 13 años tras el cual pidió la ordenación, y en segundo lugar no niega que, como antes de su ordenación diaconal, existan los nervios.

“¿En qué sentido? En que la responsabilidad aumenta, es una responsabilidad más grande. El Señor le confía a uno un ministerio ante el cual no sé si alguna vez estaré a la altura, porque la ordenación es empezar a presidir la Eucaristía, confesar, entregar la unción de los enfermos, que de alguna forma para la gente son tres momentos sacramentales importantes que no son menores”, dijo.

El futuro sacerdote señala que esto es como recibir un gran tesoro, el cual debe cuidar pese a que siente no haber hecho méritos para tan importante misión, pero explica que todo se traduce en seguir siendo fiel al compromiso adquirido en la vida religiosa, algo por lo que se esfuerza todos los días.

CERCANÍA

Marco Vásquez explica que su formación Salesiana es innata, estudió en el Colegio Salesiano de Santiago. Su vida era muy distinta en ese entonces, su visión del mundo también. Todo eso cambió al ver el testimonio de la comunidad religiosa de aquel entonces.

“Por ejemplo un cura en el patio, un cura que tocaba guitarra, era distinto, no era solamente de la iglesia, sino que cuando hacíamos obras sociales el cura iba con nosotros. Yo me acuerdo que en el colegio, me imagino que todavía estará, era clásico el campeonato de fútbol de todos los cursos, eran todos los cursos y el cura ahí estaba”, expresó.

Marco afirma que con los Salesianos encontró gente cercana. Desde el 6 de noviembre de 2015 es diácono, era coordinador pastoral del Colegio Oratorio Don Bosco, anteriormente era colaborador pastoral. A los días de su ordenación diaconal lo enviaron a Talca.

A él le gusta ser coordinador pastoral, porque le permite estar más cerca de los alumnos en los recreos, lo que le permite conocer su realidad y compartir con ellos.  Además le gusta compartir con los profesores, estar inmerso en lo cotidiano del colegio haciendo de lo ordinario, algo extraordinario, como decía Don Bosco.

FAMILIA

Y el lema que escogió para que lo acompañe en su sacerdocio: ‘Y acercándose, curó sus heridas’, tiene mucha relación con esta experiencia. “En este tiempo de diácono he acompañado gente que está sufriendo, y es un dolor que se siente, que se palpa.  Y ese hecho de estar sanando y sentirme sanado, heridas sanadas por sacerdotes, es lo que quiero proyectar; los sacerdotes tenemos que pararnos y acercarnos, y también curar heridas, tenemos que poner más paciencia y más misericordia, más amor en todo lo que hacemos”.

Sin duda, en este caminar su familia ha sido el apoyo fundamental para seguir creciendo en su espiritualidad, aunque al principio su papá no estuvo de acuerdo, ahora lo están apoyando en todo. “Ha sido una forma distinta de ser familia, Talca es lo más lejos que he estado de ellos, mi mamá enfermó hace algunos meses, cuando justo tenía que enviar la carta para solicitar la ordenación, y surgen las inquietudes, pero el Señor siempre sabe, envié la carta, mi mamá ahora está bien, y confío en lo que dicen nuestras constituciones salesianas: ‘Dios existe y su amor es capaz de llenar la vida’, el que encuentra eso no le queda más que decir sí”, concluyó el futuro sacerdote.

BIOGRAFÍA

Marco Antonio Vásquez Morales, nació el 07 de febrero de 1986. Hijo de Luz Angélica y Marco Antonio, es el mayor de tres hermanos.  Ingresó a la Escuela Industrial “La Gratitud Nacional” en el año 2000, lugar donde sintió el llamado de Dios y descubrió su presencia en el testimonio de la comunidad salesiana y en el trabajo pastoral, especialmente en las Comunidades Apostólicas Salesianas y en las Misiones. Realizó su primera profesión religiosa el 30 de enero de 2006.

Estando en la Casa de Formación, viviendo la experiencia del Posnoviciado, acompañó la pastoral del Colegio Salesiano Domingo Savio de San Ramón, del Centro Educativo Salesianos Alameda y a los jóvenes de la pastoral vocacional.

Su experiencia pastoral en el Tirocinio la realizó en el Chaco Paraguayo, en la Parroquia “Virgen del Carmen” y en el hogar para niños en situación de calle “Don Bosco Roga”, en Asunción. Siendo estudiante de teología trabajó en la pastoral juvenil de la Capilla Santa Irene; y como delegado inspectorial para la animación misionera y voluntariado.

En el año 2014 trabajó como colaborador pastoral de los colegios Patrocinio San José y Oratorio don Bosco. El año 2015 prestó el servicio de coordinador pastoral del oratorio Don Bosco, en Santiago.

Actualmente trabaja en el Centro Educativo Salesianos de Talca, como coordinador pastoral, buscando ser servidor de los niños, jóvenes y adultos que el Señor le ha confiado en esta Casa Salesiana del Maule norte.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!