Centro de Tratamiento del consumo de sustancias celebró su octavo aniversario

Corresponde a DIANOVA Romeral, programa residencial con capacidad de 17 cupos mensuales para mujeres, financiado por Senda.

El Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), dentro de los programas de tratamiento que ofrece a la comunidad, se encuentra el programa residencial con perspectiva de género para mujeres adultas con o sin hijos y/o embarazadas con consumo problemático de drogas y alcohol, ubicado en la comuna de Romeral en la región del Maule.

Este centro cumplió ocho años de funcionamiento en la comuna, celebración que fue  acompañada por el alcalde de la comuna de Romeral, Carlos Vergara, el cual indicó; “para la comuna de Romeral es esencial tener un centro abierto como es Dianova en la recuperación de mujeres, donde el apoyo es lo más importante que se hace aquí, y más aún, en la situación que están, trabajar para que puedan recuperar a sus familias, sus vidas, valorarse como mujer, como persona y de ahí empezar a construir denuevo las cosas que ellas han perdido y han dejado de lado por caer en esta tentación que está al día a día que puede ser tanto el alcohol como las drogas”

Dianova Romeral, dentro de sus objetivos del tratamiento, se enfocan hacia el logro de la abstinencia, la autovaloración personal, el autocuidado, la revinculación con su entorno familiar, la recuperación del vínculo madre- hijo, la ampliación de sus redes de apoyo y el fortalecimiento de los factores protectores a nivel personal, familiar y comunitario. Todo ello con el fin de lograr su real integración social.

Marcela Fattah, directora del centro Dianova en Romeral, señaló; “8 años trabajando en rehabilitación es un logro muy grande, yo llevo 11 años en la Institución, y para mí ver que las chicas se rehabilitan, y ver como hay cambios, creo que es el motor que nos hace seguir funcionando en esto”.

El tratamiento incluye prestaciones médicas y psicosociales en un régimen de cuidado 24 horas a mujeres adultas con o sin hijos, embarazadas o no, que presentan consumo dependencia con compromiso biopsicosocial severo.

Una de las mujeres que estuvo en el centro y cumplió su proceso de rehabilitación es Marjorie Simpertigue, la cual indicó “yo estuve acá por la adicción a la cocaína, trate de tomar las herramientas que me dieron y pude salir adelante con toda la orientación que me dieron, me siento orgullosa de haber estado acá, hice cursos que ahora los hago a otras personas, vengo todos los meses para acá para tratar de ayudarlas y que crean en la rehabilitación”.

Por otro lado, la directora regional (TP) de Senda, Patricia Gajardo, también se refirió al tema recalcando que “el octavo aniversario de Dianova Romeral es un orgullo para nosotros, estamos celebrando un año más de trabajo donde se aprecia como la rehabilitación se puede lograr con un trabajo muy profesional, constante e intenso por parte de todo el equipo de profesionales con que se cuenta y sin duda con todo el esfuerzo de mantenerse fuerte, que tienen estas mujeres”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!