Cerca de 80 pre-escolares participaron del Plan de Emergencia

En Jardín Infantil Universidad Autónoma de Chile.

TALCA.- Con el fin de generar  en la comunidad escolar una actitud de protección, teniendo por sustento una responsabilidad colectiva frente a la seguridad, el  Jardín Infantil  y Sala Cuna de la Universidad Autónoma de Chile, llevo a cabo un simulacro de emergencia  a modo de prevención ante cualquier tipo de siniestro como terremotos, incendios , fuga de gas, entre otros.

Este jardín fue inaugurado a principios de este año, siendo el  producto de  un proyecto educacional desarrollado en conjunto con la Junta Nacional de Jardines Infantiles, JUNJI.  En efecto, este organismo asesora y supervisa gran parte de la actividad realizada en este establecimiento. Es así como el Plan de Emergencia puesto en marcha cuenta con la orientación de un prevencionista de riesgos  que  pertenece al Staff de JUNJI.

La operación en total no superó los 2 minutos 30 segundos, periodo en que cada educadora, en conjunto con sus asistentes, reúnen a los niños de su nivel en el centro de su sala para luego dirigirlos de manera ordenada y sistemática al hall central, donde se incorporan los demás niveles y se pasa lista para corroborar que estén todos los pequeños.

Un protocolo distinto es aplicado en la caso de la Sala Cuna que se encuentra en el segundo nivel de establecimiento, donde se asume que los infantes aún no están preparados para actuar con la velocidad requerida, por lo que las tías forman una cadena humana en la que se traspasa al niño de una persona a otra hasta llegar al Hall Central donde hay una cuna –tipo corral- donde son ubicados los más pequeños.

La idea fundamental es proporcionar a los pequeños  un efectivo ambiente de seguridad integral mientras desarrollan con sus actividades formativas.

Para la Directora del Jardín Infantil  de la Universidad Autónoma de Chile, Javiera Ruperthus, es fundamental el desarrollo constante de esta actividad “nosotros realizamos este plan de evacuación al menos una vez por semana, porque es importante que los niños se familiaricen con la situación, que lo vean como algo normal y no se asusten. A su vez, es esencial que el personal a cargo maneje con absoluto conocimiento su rol y las medidas “.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!