Cerca de 800 funcionarios del Ejército serán formalizados por presunto fraude al fisco que supera los $2.9 mil millones

Antecedentes de la Fiscalía, sostienen que la institución utilizó dineros fiscales para poder reintegrar el monto de los uniformados por servicios que nunca se realizaron.

Cerca de 500 funcionarios en retiro del Ejército y 270 en servicio activo, que serán formalizados por el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma, quien recopiló una serie de antecedentes que darían cuenta respecto al pago de deudas privadas de uniformados por un monto que supera los $2.900 millones. Se trata de una indagatoria de presunto fraude al fisco que comprende los años 2007 y 2017, y que se da posterior al cierre al Fondo de Ayuda Mutua.

En particular lo que indaga la Fiscalía es que, a través de contrato de honorarios, pagos de sueldos a personal retirado y comisiones de servicio que no se realizaron, hubo un pago a modo de compensación por previas económicas individuales, donde se incluyen financiamientos de estudios, viajes, entre otros puntos.

“Por supuesto, el Ministerio Público y los tribunales de justicia, deben establecer las responsabilidades, porque efectivamente acá, si la tesis es comprobable, estaríamos hablando de que una vez que este Fondo de Ayuda Mutua fracasó se estuvieron rellenando esos dineros que faltaban con los dineros de todos los chilenos, y eso sería absolutamente inaceptable”, sostuvo el director ejecutivo de Chile Transparente, Alberto Precht.