CFT San Agustín se suma nuevamente a la celebración del Día del Patrimonio Cultural en Talca y Linares

El CFT San Agustín nuevamente se sumará a las celebraciones del Día del Patrimonio Cultural, actividad convocada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través del desarrollo de una interesante programación de carácter gratuito los días 24, 25 y 26 de mayo, en sus sedes de Talca y Linares.

TALCA.- El viernes 24, la Sede Linares comenzará su programa con una ceremonia a las 16 horas, que contará con las intervenciones del Alcalde, la Directora del Museo de Arte y Artesanía y el Director de Sede y presentaciones artísticas del grupo folclórico de la carrera de Técnico en Párvulo y Básica y un estudiante de la carrera de Técnico en Turismo.

Posterior a ello, se inaugurará una muestra cultural y gastronómica con música en vivo, que contempla distintos momentos como, por ejemplo, a las 17:45 hrs. la presentación del grupo folclórico “Talento cuequero”; a las 18:15, el inicio de una degustación gastronómica de repostería chilena e infusiones; y a las 19:30 una muestra de materias primas que conforman la base de nuestras comidas.

En tanto, el sábado 25 y 26 de mayo, las dependencias de la sede Talca Obispo Carlos González Cruchaga abrirán sus puertas para que los visitantes puedan disfrutar de un recorrido por los terrenos donde antiguamente se emplazaba el Molino Williams y, posteriormente, la Casa de los Donoso, de los cuales se conservan llamativos vestigios como los acueductos que servían para el funcionamiento del primero y los tajamares construidos para la conducción de las crecidas del Canal Baeza que, hasta hace algunas décadas, aún pasaba por el sector para desembocar en el estero Piduco.

Del mismo modo, quienes asistan a esta actividad podrán conocer las edificaciones que aún quedan del antiguo Seminario Conciliar San Pelayo, que han sobrevivido a distintos terremotos desde 1870, y donde funciona parte de esta sede.

Los vestigios que aún se pueden observar en el sector dan cuenta de la existencia de un glorioso pasado fabril en lo que hoy se conoce como Barrio Seminario, que albergó, por ejemplo, una central combinada (hidroeléctrica-termoeléctrica) y también varios molinos, que se emplazaron en las cercanías de los cursos naturales de agua que lo cruzaban.

Durante el recorrido los visitantes podrán hacer consultas a los guías que estarán a cargo del recorrido, pudiendo interiorizarse acerca de la historia de este sector que, a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX, fue epicentro del desarrollo industrial de la ciudad.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!