Chofer de bus interprovincial recibe piedrazo mientras realizaba su trabajo

La máquina, que realizaba el trayecto Pucón-Santiago, recibió el objeto contundente cuando conducía por el sector norte del puente sobre el Río Maule.

MAULE/SNATIAGO.- Una piedra de, al menos, cinco kilos recibió durante la jornada de ayer lunes 20 de agosto un chofer de la empresa de buses Jet-Sur a la altura del restaurante Los Ganaderos, comuna de Maule, mientras realizaba su recorrido normal entre las localidades de Pucón y Santiago.

Según explicó Alejandro Montero, jefe de Operaciones de la Federación Nacional de Buses del Transporte de Pasajeros Rural, Interurbano e Internacional (Fenabus), a Diario ElCentro que “el bus venía en sentido de sur a norte, pasando a esa altura por el restaurante Los Ganaderos y en ese sector aproximadamente, un individuo que apareció entre medio de la línea divisoria que hay entre una y otra carretera, lanza una piedra de un peso aproximado entre cuatro a cinco kilos”.

La máquina de doble piso -prosigue Montero- venía a una velocidad cercana a los 95 km/h, “lo que significa que el piedrazo se transforma en un impacto de 400 kilos aproximadamente. Por supuesto que rompió el parabrisas y con mucha suerte para el conductor y la gente que venía en los primeros asientos, es que la piedra golpeó el pilar central del parabrisas, en la placa metálica y las dos huinchas de goma, lo que amortiguó en gran parte el impacto, pero de todas maneras rompió el tablero donde están los instrumentos para manejar el bus”.

El conductor afectado, identificado como Pedro Tobar, es primera vez en sus 12 años en la empresa de trasporte que le pasa algo tan grave y que estuvo a punto que quitarle la vida.

Su reacción, una vez que recibió el impacto, lo llevó a frenar y solo logró detenerse 120 metros más adelante. Por este motivo, el conductor estuvo gran parte del día en la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) en Santiago, lugar donde fue evaluado.

Los pasajeros no se vieron lesionados con esta situación, aunque algunos siguieron su destino en otros buses y la máquina llegó hasta Santiago con todo el parabrisas quebrado, estampando la denuncia en la 21° comisaría de Carabineros en Santiago.

Por su parte, la concesionaria Ruta del Maule, indicó que “trabajamos diariamente por entregar un servicio de calidad porque somos personas conectando personas y la seguridad vial es un pilar fundamental de nuestra operación. Por lo mismo, nuestras pasarelas y cruces desnivelados cuentan con medidas de protección para resguardar a nuestros usuarios”.

Respecto al caso particular que se menciona, “lamentamos el hecho que habría afectado a un bus, pero queremos aclarar que no hemos recibido ninguna denuncia al respecto. Sin embargo, siempre actuaremos coordinadamente con la autoridad y carabineros en beneficio de quienes transitan por nuestra ruta y en este caso estamos recabando los antecedentes que permitan esclarecer los hechos”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!