Cinco formas de espantar los riesgos de Halloween

Experto alerta sobre los peligros en el recorrido, disfraces, dulces y la decoración.

TALCA.- Un estudio de la ONG estadounidense Safe Kids reveló que sólo uno de tres padres habla con sus hijos sobre la importancia de la seguridad durante esta fiesta y que el 12% de ellos permite que sus hijos de 5 años o menores realicen recorrido sin supervisión de un adulto.

La fiesta de origen celta Halloween, también llamada “Noche de Brujas”, cada vez tiene más adeptos en nuestro país. Pero la ya tradicional competencia de los niños en las calles por el “dulce o travesura”, además de otra serie de costumbres que hemos ido adoptando relativas a esta festividad, amenazan con poner en riesgo, no sólo a los pequeños de la casa, sino que a todo el núcleo familiar si no se toman las medidas de prevención correctas.

Particularmente en el caso de la seguridad infantil en la vía pública, un estudio de la ONG estadounidense Safe Kids reveló que sólo uno de tres padres habla con sus hijos sobre la importancia de la seguridad durante esta fiesta, y que el 12% de ellos permite que sus hijos de 5 años o menores realicen recorrido sin supervisión de un adulto.

Todo esto, pese a que, según datos de la misma organización, en esta fecha muere, en promedio, el doble de niños peatones comparado con otros días.

“Cerca de un 40% de los papás permiten que los niños usen al menos un objeto inseguro, como ropa inadecuada o máscaras, que podría producir caídas, lesiones e, incluso, quemaduras”, señala Rolando Galleguillos, experto en prevención de riesgos de la Mutual de Seguridad CChC. A esto se suma, indica, la poca preocupación por el tipo de golosinas que se compran para entregar ese día, así como una falta de supervisión por parte de los padres cuando sus hijos salen a las calles.

Por lo mismo, el profesional hace las siguientes recomendaciones:

Qué tener en cuenta para el recorrido

*Asegurarse que los niños vayan siempre acompañados de un adulto responsable.

*Planificar la ruta por un vecindario con casas conocidas y bien iluminadas.

*Es importante que los niños tengan claro que no deben entrar a ninguna casa.

*Enseñar a los niños que caminen y no corran, y que lo hagan sólo por las veredas.

*Poner a los más chicos una tarjeta con su nombre, dirección, teléfonos y nombre de los padres sería lo ideal.

 Qué considerar a la hora de comprar y usar los disfraces

* Usar maquillajes hipoalergénicos para niños y evitar que entren en contacto con los ojos.

*Evitar el uso de máscaras sin ventilación, así como capuchas con cordones en la zona del cuello y accesorios con lazos, sobre todo en niños pequeños.

*Comprar trajes, máscaras y accesorios con materiales no inflamables. Aun así, mantenerse alejado de las fuentes de calor por el riesgo de inflamabilidad. El uso de velas o antorchas, como parte del disfraz, se puede suplir con una linterna.

*Evitar usar trajes holgados, o zapatos y máscaras grandes que pueda generar caídas.

*Favorecer el uso de materiales reflectivos y luminosos, que hagan a los niños fácilmente visibles en la oscuridad.

 ¿Y qué hay de los dulces?

*Antes de que los niños salgan, asegurarse de que hayan comido bien, lo que hará menos probable que coman los caramelos que reciban.

*Cuando lleguen a la casa, examinar todos los dulces antes de permitirles comerlos.

*Tirar los dulces y caramelos abiertos, o golosinas caseras de fuentes desconocidas.

*Tener una fiesta para sus niños y algunos amigos puede reducir sus preocupaciones de seguridad en el exterior.

*Al momento de comprar sus dulces, sea creativo: galletas, quequitos o gomitas también son una buena y más sana opción.

 Por último, la decoración

*Chequear que todos los productos eléctricos que compre (luces y otros adornos) estén certificados por el CESMEC.

*Adquirir estos elementos decorativos eléctricos idealmente en el comercio formal.

*Utilizar zapatillas de electricidad o alargadores aptos, que tengan un cordón grueso aislante y un interruptor que permita corta  el paso de electricidad.

*Mantener fuera del alcance de los niños velas encendidas y no ubicarlas cerca de elementos inflamables, como las cortinas, para evitar incendios.

*Mantener cables que estén a nivel suelo ordenados, adhiriéndolos al piso con huincha autoadhesiva.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!