“Ciudadano Kane” de Orson Welles en Extensión UCM de Talca

0

La cinta de 1941 se exhibirá este martes 14 de abril a las 20:00 horas.

La cinta “Ciudadano Kane” de Orson Welles de 1941, será la segunda en exhibición, en el marco del ciclo de Cine Arte UCM, denominado: “Grandes Clásicos en Blanco y Negro”, por lo que la cita será este martes 14 de abril 20:00 horas.

De esta forma, la cinta para mayores de 14 años, relatará en 129 minutos, lo que sucede en torno a la muerte de un importante magnate estadounidense, Charles Foster Kane, dueño de una cadena de periódicos, de una red de emisoras, de dos sindicatos y de una inimaginable colección de obras de arte, quien fallece muere en Xanadú, su fabuloso castillo de estilo oriental.

La última palabra que pronuncia antes de expirar: “Rosebud”, cuyo significado es un enigma, despierta una enorme curiosidad tanto en la prensa como entre la población. Así las cosas, un grupo de periodistas emprende una investigación para desentrañar el misterio.

Las funciones serán de entrada liberada y se desarrollarán en el Teatro del Centro de Extensión UCM, ubicado en Prat 220, esquina Membrillar.

El Director

George Orson Welles fue un actor, director, guionista y productor de cine estadounidense, considerado uno de los artistas más versátiles del siglo XX en el campo del teatro, la radio y el cine, en los que tuvo excelentes resultados.

Alcanzó el éxito a los veintitrés años gracias a la obra radiofónica “The War of the Worlds”, que causó conmoción en los Estados Unidos cuando muchos oyentes del programa pensaron que se trataba una verdadera invasión extraterrestre.

Este sensacional debut le valió un contrato para tres películas con el estudio cinematográfico RKO, que le otorgó libertad absoluta en sus realizaciones. A pesar de estos beneficios, sólo uno de sus proyectos pudieron ver la luz y “Citizen Kane” (1941), fue su filme más exitoso.

En 1946, bajo la sospecha de ser comunista, su carrera en Hollywood se estancó y se vio obligado emigrar a Europa, donde trabajó como actor para financiar sus producciones.

Esa acusación nunca fue verificada, pero pese a su persecución y debido a su triunfo en Europa, en 1958 Welles pudo volver a Hollywood para el rodaje de su película “Touch of Evil”.

Entre sus proyectos destaca la producción y dirección de películas como “Macbeth” (1948), “Otelo” (1952), “El proceso” (1962) y “F for Fake” (1975).

Su última aparición fue en televisión, haciendo un cameo en la teleserie “Luz de luna”, pero murió cinco días antes de la emisión del capítulo.

Su fama creció tras su fallecimiento en 1985, pues se le considera uno de los más grandes directores de cine y teatro del siglo XX. En 2002 fue elegido por el British Film Institute como el mejor director de la Historia del cine.