Clínica de Fonoaudiología de la UTalca realiza adaptación de audífonos para escolares maulinos

Una nueva expresión de su compromiso con la comunidad es el convenio que la Universidad de Talca firmó con Junaeb para desarrollar un plan de adaptación de audífonos de los escolares con discapacidad auditiva.

TALCA.- Audiometrías en cámara silente y planes de adaptación de audífonos para escolares, realizará la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad de Talca, en virtud de un convenio que la Institución suscribió con la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), lo que permitirá mejorar la calidad de vida de estudiantes con problemas auditivos.

La firma de este convenio es interpretada como una nueva expresión del compromiso de la casa de estudios, en su calidad de universidad pública, con las necesidades de los habitantes de la región.

A la suscripción del documento respectivo, que se realizó en el auditorio del Espacio Bicentenario, concurrieron el rector, Álvaro Rojas, y el director ejecutivo de Junaeb, Jaime Tohá. Entre otras autoridades públicas, estuvieron presentes el seremi de Educación, Rigoberto Espinoza y el de Desarrollo Social, José Ramón Letelier y representantes de la academia.

La formalización del mencionado acuerdo tiene su génesis en el proyecto “Adaptación de audífonos escolares” de Junaeb, adjudicado en 2008 a la Escuela de fonoaudiología, iniciativa que se prolongó en un trabajo colaborativo caracterizado por altos índices de calidad en las prestaciones y de satisfacción en los beneficiados.

Estas acciones permiten que los escolares maulinos puedan adaptar los audífonos que les otorga Junaeb para mejorar su calidad de vida. Con ese fin, la Universidad de Talca pone a disposición de estos estudiantes, tanto de todos los niveles de enseñanza municipal o particular subvencionada, las instalaciones de la Clínica Fonoaudiológica y las competencias de sus académicos y profesionales.

El rector enfatizó que estas atenciones surgen de la concepción de la UTALCA “como universidad pública que se debe a su comunidad”.

“Hoy día la responsabilidad social de la universidad con el medio, el atender problemas de las personas y buscar una solución académica, técnica científica es una motivación fundamental y es parte de nuestra misión corporativa. Para eso estamos, para eso fuimos creados y por lo tanto lo sentimos con un apoyo en todos los grandes temas de la Región del Maule”, expresó Rojas.

Por su parte, Jaime Tohá recalcó que “este convenio con una de las universidades más prestigiosas del país nos garantiza que los ajustes que requieren los estudiantes, que es la calibración de sus audífonos, se va a hacer con los estándares más altos del país”. Agregó que “las instalaciones con que cuenta la Universidad de Talca son un orgullo como también que pueda entregar esta calidad”.

“Lo que buscamos es que exista igualdad de condiciones para que los estudiantes puedan llevar adelante sus procesos educativos, permanecer en ellos y terminarlos de manera exitosa y qué más importante que poder escuchar bien”, manifestó.

Tohá dijo que con la colaboración entre las dos instituciones garantiza no solo la entrega de audífonos para los escolares que los necesitan, sino también el acompañamiento técnico por parte de la universidad.

El director de la Escuela de Fonaudiología, Exequiel Plaza, realizó una presentación del estudio que esa unidad realizó, con recursos del Ministerio de Desarrollo Social, para conocer el impacto social y educativo del uso de audífonos en los estudiantes con discapacidad auditiva.

Esta iniciativa de innovación social, la primera en su tipo que se realiza en el país según indicó, “permitió abarcar la diversidad de nuestra región y lograr resultados para la toma de decisiones políticas adecuadas sobre dónde poner los fondos para mejorar la calidad de vida de los estudiantes, sus capacidades de estudio y lograr una mayor equidad, principalmente inclusión”.

De ese modo, precisó que podrán adoptarse medidas para cerrar las brechas que se establecieron en el estudio, el cual evidenció necesidad de capacitación para los profesores, dificultades en el acceso geográfico para que los estudiantes se beneficien de este plan de adaptación “y además propender que la tecnología que es accesible  en nuestro país esté también disponible para los estudiantes en situación de  discapacidad auditiva”.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!