Clínica Sanatorio Alemán tenía vencido el sello verde de gas hace dos años

Así lo determinó la investigación de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles. El recinto aseguró estar “colaborando cabalmente con la investigación” de los hechos.

CONCEPCIÓN.- La Clínica Sanatorio Alemán de Concepción, donde el sábado 21 de abril se produjo una explosión que provocó la muerte instantánea de tres personas, tenía vencido hace más de dos años el sello verde que certifica la seguridad de sus instalaciones de gas.

Desde la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) se confirmó a Cooperativa que la investigación determinó que dicha certificación había expirado en febrero del año 2016, por lo que el recinto no estaba en condiciones de operar de manera segura.

A través de su página web, la SEC advierte con claridad que las instalaciones de gas en mal estado pueden provocar accidentes, y que sólo una inspección periódica garantiza la seguridad.

La misma indica que las instalaciones de gas en un edificio sólo pueden considerarse seguras “durante la vigencia del SELLO VERDE”.

A la vez, ninguna vivienda nueva puede recibir gas si no ha obtenido su sello verde. Sin embargo, una vez en funcionamiento, deben realizar la inspección periódica para que el sello siga vigente.

Este martes la familia de Víctor Salazar, una de las tres víctimas fatales de la explosión, presentó la primera querella por este caso, acusando de cuasidelito de homicidio y homicidio con dolo eventual.

En conversación con Cooperativa el abogado Rafael Poblete, querellante en representación de la familia de Salazar, comentó que el antecedente de la SEC “es muy relevante, porque existe una normativa muy rigurosa de funcionamiento de hospitales y clínicas privadas, que les impone un especial deber de cuidado”, en consideración de la situación de las personas que atienden.

Este tipo de recintos “consumen miles de metros cúbicos de gas, es un consumo industrial”, pero la indagatoria apunta a que “había una serie de incumplimientos normativos que contribuyeron a generar esta enorme tragedia”.

“En el caso del Sanatorio Alemán de Concepción la explosión ocurrió exactamente al lado del Centro Oncológico, donde había un equipo de radioterapia que estaba peligrosamente cerca -fuera de normativa- de un lugar en que se almacenaba una sustancia con peligro de fuga radiactiva”, dijo el jurista.

Consultada por esta información, la Gerencia de Clínica Sanatorio Alemán aseguró estar “colaborando cabalmente en la investigación que realiza el Ministerio Público y otros entes administrativos”.

Apelando a la intención de “no interferir” el curso regular de la indagatoria, el recinto evitó emitir mayores comentarios.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!