Clínicas de la UTalca suman más de 46 mil atenciones anuales en beneficio de la comunidad

Ya sea para un tratamiento de salud o bien para recibir asesoría legal, estudiantes y profesionales que se desempeñan en las Clínicas ofrecen atención de calidad, con los mismos criterios de excelencia que distinguen a la casa de estudios en el país.

TALCA.- Atención de primer nivel al alcance de todos. Eso es lo que encuentra la comunidad en las seis clínicas que la Universidad de Talca (UTALCA) pone a su disposición, las cuales, anualmente brindan más de 46 mil 771 atenciones en las áreas de Fonoaudiología, Kinesiología, Odontología, Jurídica –en la capital regional y en Santiago- y también Psicología. En todas ellas la calidad, tanto del recurso humano como del equipamiento tecnológico, se ha convertido en el sello distintivo.

“Necesito una prótesis dental y mi nieta me trajo para acá. Desde abril estoy en tratamiento y me han atendido muy bien, ni miedo he sentido. Los jóvenes son muy amables y cuidadosos y agradezco a la Universidad, que además es de Talca, porque sin esta Clínica no podría volver a reírme como me gusta. Son muy buenos”, relató Rosa Caro, paciente de la Clínica Odontológica.

El director comunal de Salud de Talca, Gonzalo Cancino, también valoró el trabajo de dicha unidad. “Han hecho un gran aporte a la salud dental de la comunidad. La verdad es que siempre hemos recibido buenas atenciones y una buena coordinación. Eso ha mejorado bastante la salud de la gente”, afirmó.

IMPACTO EN LA SALUD

El efecto que las Clínicas han tenido en la vida de los maulinos se evidencia en los testimonios de los pacientes que, en su mayoría, se atienden gratuitamente o a costos muy por debajo de los precios del mercado.

Una positiva experiencia sobre la cual Gladys Alcaíno, paciente de la Clínica Kinesiológica, dio testimonio. “Tengo Parkinson y desde hace dos años vengo. Llegué arrastrando las piernas y ahora ya casi camino normal”, recordó.

“Aquí la atención es muy buena, además del cariño de los alumnos y la preocupación de los encargados, pero lo que me llama la atención son los adelantos que acá tienen. Felicito a la Universidad por este servicio para los que no podemos ir a las clínicas pagadas”, agregó.

Precisamente el profesionalismo, dedicación, respeto y cariño con que estudiantes y profesionales asumen cada uno de los tratamientos, fueron los atributos que rescató Loreto Rubio Covarrubias, usuaria de la Clínica Fonoaudiológica. “Las sesiones me estimulan de forma importante en la rehabilitación. Además, he podido apreciar los avances de otros pacientes que han recibido apoyo terapéutico, igual que yo”, dijo.

VINCULACIÓN

Para el rector de la institución, Álvaro Rojas, el trabajo realizado a través de estas unidades representa “el grano de arena” con que la Institución contribuye a entregar soluciones en materias que impactan a los maulinos.

“No somos un servicio de público salud, sino que, al tiempo que formamos a nuestros estudiantes y postgrados, ayudamos a aliviar pequeños grandes problemas que afectan su calidad de vida. Por otra parte, hay muchas familias que, ante temas legales tan complejos de seguir y entender, tienen a nuestros estudiantes acogiéndolos, orientándolos y planteando soluciones que son relevantes para su calidad de vida y tranquilidad”, expresó.

Añadió que la diversidad de áreas que abarcan las clínicas es la mejor evidencia de los fuertes vínculos establecidos por la Universidad con la región.

“Valoro tremendamente esta vinculación generada entre la Universidad, sus jóvenes futuros profesionales y la comunidad. Es parte del gran rol que juegan las universidades públicas desplegadas en todo el territorio”, aseguró.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!