Coaniquem inicia campaña de prevención de quemaduras en invierno y pide ayuda para su colecta el 1 y 2 de junio

El viernes 1 y sábado 2 de junio, la Corporación de Ayuda al Niño Quemado, COANIQUEM, realizará su Colecta Nacional con el fin de generar los recursos que permiten dar continuidad a la rehabilitación gratuita de los más de 8 mil niños y jóvenes con quemaduras que acoge cada año en sus tres Centros de Rehabilitación de Antofagasta, Santiago y Puerto Montt.

TALCA/SANTIAGO.- En sus 39 años de existencia la Corporación de Ayuda al Niño Quemado (Coaniquem) ha atendido a más de 125 mil niños y jóvenes con quemaduras de Chile y del extranjero en forma totalmente gratuita; y cada año otorga tratamiento a 8 mil casos.   Esta experiencia ha permitido conocer los agentes causales y mecanismos más frecuentes a través de los cuales se producen las quemaduras y a la vez, identificar los factores de riesgo que a esta edad se encuentran principalmente dentro del hogar.

Cada año en Chile se queman 80 mil niños, de ellos, un 50% requiere más de una atención médica, desde curaciones, hasta cirugías y largos tratamientos de rehabilitación. Más de 3.000 requiere ser hospitalizado por la gravedad de sus lesiones.

El 90% de las quemaduras infantiles se producen dentro del hogar y en presencia de adultos. Las quemaduras por estufas siguen siendo la principal causa de quemaduras en invierno. El volcamiento de un hervidor es el mecanismo responsable de muchas de las hospitalizaciones por quemaduras infantiles.

Históricamente el principal riesgo ha sido el volcamiento de líquidos calientes tales como tazas de té, teteras, ollas y hervidores. En la actualidad se ha equiparado como agente causal la categoría de objetos calientes: estufas, planchas de ropa y pelo, puerta de horno y tubos de escape de motos.

La ocurrencia de este tipo de lesiones en el hogar aumenta durante los meses fríos, debido también a una mayor permanencia de los niños dentro de las casas y al uso de sistemas para calefaccionar las habitaciones.

El costo del proceso de rehabilitación de un niño o joven con quemaduras puede variar desde los 120 mil hasta los cinco millones de pesos anuales, dependiendo del grado de complejidad de las secuelas. Se debe tener presente que la rehabilitación de un niño con cicatrices por quemaduras puede durar varios años, hasta que finaliza su crecimiento, con lo cual los costos pueden ser muy altos en los casos más graves.

Para continuar rehabilitando a los niños y jóvenes que lo requieren el próximo 1 y 2 de junio, Coaniquem sale a la calle a pedir ayuda en su Colecta Nacional. Podrán Identificar a los voluntarios porque estarán desplegados a lo largo de todo Chile con alcancías pidiendo un aporte y también se puede ayudar a través de la página web www.coaniquem.cl con donaciones online.

Consejos de Prevención

  • Mantenga el hervidor eléctrico fuera del alcance de los niños. Al hervir el agua, vacíe el líquido caliente en un termo antes de transportarlo fuera de la cocina.
  • Mantenga las estufas y los braseros en un rincón y con protección, alejados del paso de los niños. Nunca ponga recipientes ni teteras con agua sobre ellos.
  • No ingiera alimentos ni líquidos calientes con niños en brazos. Sirva los alimentos tibios.
  • Al cocinar, use los hornillos de atrás con mangos de ollas y sartenes hacia adentro.
  • Fije la cocina a la pared o amarre la puerta del horno cuando no lo esté usando; un niño pequeño es capaz de volcar una cocina a gas antigua si abre y se apoya en su puerta.
  • Evite manteles con bordes que cuelguen en la mesa, prefiera los individuales.

Qué hacer frente a una quemadura:

– Moje con agua fría la zona quemada durante 15 minutos siempre que la quemadura no tenga una extensión mayor al tamaño de 3 o 4 manitos del niño. No use hielo.

– Retire la ropa de la zona afectada.

– Cubra la lesión con un paño limpio y seco.

– Acuda de inmediato al Servicio de Urgencia más cercano para atención especializada.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!