[Columna Opinión] Los desafíos de las pymes madereras, Nicanor Rodríguez, presidente CORMA Maule

Como es de conocimiento común, la actividad forestal es muy importante  en el desarrollo económico de nuestra región del Maule y el país. Ha  evolucionado a pasos agigantados en las últimas décadas y se puede corroborar con el paisaje caracterizado fundamentalmente por la presencia de bosques de pino insigne y, en menor cantidad, de eucaliptus. Todos ellos  esperando su cosecha, para luego transformarse en productos que embarcados van a parar a los principales puertos del mundo, así como también a las principales ciudades de América. Y quienes llevan este proceso que ha prestigiado tanto a Chile, son precisamente las medianas y grandes empresas del sector.

Expongo sin el resentimiento típico de un representante de la pequeña empresa o PYME, que sólo en el Maule somos 190 empresas por sobre un universo de 220, representando el 85 % del total. Lo hago para invitar a todo el rubro para que nos hagamos cargo del problema que nos afecta.

Durante mucho tiempo la falta de información, de visión empresarial e  incluso de oportunidades de mercado, nos fueron dejando atrás, lo que muchas veces ha significado que nos quedásemos únicamente con la opción del mercado interno, el cual incluso a veces también resultó complicado de entrar.

Sin embargo, paulatinamente hemos ido retomando el camino correcto y hoy creo que estamos avanzando en buena dirección, especialmente gracias al apoyo de la Corporación Chilena de la Madera (CORMA), con quien todos los  años formamos parte de una agenda pro pyme con acciones concretas, por ejemplo este 2015 esperamos avanzar en el modelo de abastecimiento.

Todo lo anterior porque creemos que a este segmento empresarial no se le puede abandonar, principalmente debido a que las pymes absorben el 80% de la masa laboral maderera. Se han planteado los temas en diferentes mesas de diálogo, participando activamente en reuniones de trabajo y hemos obtenido buenos resultados. Incluso algunos pequeños empresarios están entendiendo como avanzar.

Así es como hoy muchos se están  asociando, poniendo al servicio de ellos su talento y esfuerzo que les permite adquirir un mayor poder de negociación, disminuyendo los riesgos individuales. Y si bien las utilidades se deben repartir, también se alcanzan grandes logros, como ofrecer a nuestros trabajadores empleos con mayor estabilidad, lo que  les permite proyectarse y alcanzar sueldos dignos que les da la opción de acceder a una mejor calidad de vida.

Hemos observado con mucho agrado como las grandes empresas están escuchando,  dialogando y colaborando para brindar soluciones. ¿Serán definitivas? No lo sé, nadie aún ha visto el mañana, pero sí por el momento el panorama se ve auspicioso.

¿Faltan cosas por hacer? Indudablemente que sí. Siempre se puede ir modificando e innovando en nuevos proyectos. Sabemos que los desafíos del empresariado son permanentes y las pymes formamos parte de la realidad forestal de Chile.

El esfuerzo de la pequeña empresa maderera por ir integrándose al desarrollo está a la vista. Un claro ejemplo de ellos son las certificaciones del Acuerdo de Producción Limpia (APL), donde algunas de las empresas maulinas han sido premiadas y reconocidas por sus buenas prácticas laborales. También se están capacitando constantemente, incluso se han comenzado a autoevaluar y a incorporar autoexigencias constantemente.

Como consecuencia de todo ello, con mucha satisfacción estamos viendo como han disminuido los accidentes laborales, así como también el que las pymes participan cada vez con mayor frecuencia y protagonismo en reuniones y mesas de trabajo con diferentes organismos que ofrece el Estado, tales como la Corporación Nacional Forestal (CONAF), la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), ProChile, entre otras tantas.

Todo ello no hace más que ratificar el que vamos por el camino correcto. Eso sí, siempre y cuando mantengamos la perseverancia en plantear nuestras necesidades y tengamos en nuestros interlocutores la disposición de crear diálogos fructíferos. Sólo así nuestras pymes seguirán creciendo con la importancia que se merecen y apoyando el crecimiento de nuestro país.

Nicanor Rodríguez
Presidente CORMA Maule

 

 

 

 

 

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!