[Columna] «Un sueño… que hoy puede ser realidad», por Rodrigo Sepúlveda

Falta más de año y medio… y las elecciones a alcalde por Talca se encuentran ya con candidatos que han mostrado, de manera pública, su intención de llegar al sillón municipal. Uno de ellos soy yo… Rodrigo Enrique Sepúlveda Espinoza, independiente, 46 años, tres hijos.

Desde los 20 años me involucré en política de manera activa. Sin duda, motivado por la cultura cívica de mis padres, que desde pequeño me instaron a desarrollar el servicio social. Nunca ha sido indiferente para mí la forma en cómo viven las personas, se desarrollan las ciudades y la aplicación de las políticas públicas. Siempre he procurado, mediante mi trabajo, mejorar la calidad de vida de las personas, función; por cierto, esencial de todo servidor público.

La herramienta que elegí para cumplir con mis anhelos, es la Política… así de simple y claro. La política que hoy está tan desprestigiada y que para la mayoría de la sociedad es una mala forma de mejorar nuestra sociedad. Sin embargo, mis principios siguen igual de firmes que hace 25 años. Hoy les digo con orgullo que soy político, que no tengo porque esconderlo. Es más, sin la política nuestro país, región, comuna y ciudad no habrían experimentado los adelantos, progresos que percibimos día a día.

Hoy lo que está fallando no es la política, sino que somos los políticos. La pérdida de liderazgo, de convicción, el predominio del amor propio y del reconocimiento personal nos hicieron entrar en una nebulosa que sencillamente hizo perder la búsqueda del bien común. Lo anterior, lamentablemente es una realidad, no solo de nuestro país, sino que, de gran parte del continente, (pongo a modo de ejemplo, la trágica muerte del expresidente del Perú, Alan García).

Tenemos dos caminos… seguir lamentando lo mal que estamos o decidirnos a cambiar el escenario actual con trabajo. Elegí el segundo camino, no sólo yo, sino un número, cada vez más grande de personas que pensamos que la política es la forma y el instrumento de mejorar como sociedad. Bajo este principio me declaro candidato a la alcaldía de Talca. Con todas sus letras y con la fuerza de poder alcanzar el objetivo. Hace 4 años no se dio la posibilidad, pero hoy con una madurez y un sentido de realidad más desarrollado siento que puedo ser el político que le puede cambiar el rostro a nuestro querido Talca.

Con el correr de las semanas esta convicción no sólo se ha manifestado en nuestras redes, sino que también en importantes conglomerados políticos, los que de manera pública han manifestado todo su apoyo en nuestra candidatura. Agradezco públicamente al Partido por la Democracia (PPD) y de la directiva regional y comunal de Ciudadanos su preferencia a nuestro proyecto político. La unión de los partidos y sectores nos fortalecen y nos legitimizan. Claramente su accionar muestran que los acuerdos en política existen; y por, sobre todo, sirven para que candidaturas como la nuestra sean transversales y representativas de la ciudadanía.

Finalmente les quiero invitar a sumarse a un proyecto que no busca lucimientos personales. Los invito a ser parte de un grupo de personas que ven posible un Talca más ordenado, urbano y justo.

Un ganador es un soñador que nunca se rinde, dijo el respetado Nelson Mandela, frase que hoy tomo como mía y que demuestra que un sueño con convicción se puede transformar en una realidad que puede mejorar, con mucho trabajo, la calidad de vida de los talquinos.

Rodrigo Sepúlveda Espinoza

Candidato Alcalde por Talca.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!