Comenzó la tradicional campaña Cuaresma de Fraternidad

Esta iniciativa se desarrolla entre el Miércoles de Ceniza (06 de marzo) y el Domingo de Ramos (14 de abril). Desde 2019 y hasta 2021 los esfuerzos irán en dirección de nuestros hermanos migrantes.

TALCA.- Cuaresma de Fraternidad es una iniciativa que la Iglesia Católica desarrolla desde el año 1982 a través del Área de Pastoral Social – CARITAS de la Conferencia Episcopal de Chile, con el objetivo de incentivar una vivencia más profunda de este tiempo litúrgico, preparándonos para el encuentro con el Señor por medio de la oración, la austeridad y el compartir.

La campaña de Cuaresma de Fraternidad no es una colecta más. Es una invitación a encontrarnos con Cristo, un llamado a prepararnos para vivir su pasión, poniendo la mirada y el corazón junto a quienes más lo necesitan, orando y haciendo gestos de austeridad que permitan practicar la solidaridad, con acciones concretas que lleven al encuentro con los demás.

A partir del 2019 los esfuerzos se centrarán en los migrantes, una realidad apremiante y de mucha contingencia en nuestro país. Somos testigos como miles de personas de Haití, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Cuba, entre otros países, han cruzado fronteras buscando mejores expectativas de vida. Ellos, en su gran mayoría, no han querido abandonar su tierra por un simple capricho, la situación política, social y económica los ha obligado a buscar un porvenir mejor en suelo chileno.

QUÉ HA OCURRIDO EN NUESTRA IGLESIA DE TALCA

Ante esta realidad la Iglesia no puede quedar indiferente, los migrantes han llegado a golpear las puertas de las parroquias y comunidades. La Pastoral Social a través de los grupos de solidaridad les ha brindado una mano amiga. En muchas parroquias se han organizado cursos de español para haitianos, para que conozcan el idioma y puedan hacer trámites básicos para su residencia en el país.

En otras tantas ocasiones los migrantes se han integrado a la vida de la parroquia como agentes pastorales: participando en catequesis, grupos juveniles o cantando en el coro. Sin embargo, todo eso no basta. Por eso, durante el año 2018 se creó en la diócesis de Talca la Pastoral de Movilidad Humana –dependiente de la Vicaría de Pastoral Social-, la cual busca generar espacios de integración y ayuda a todos los migrantes que han optado por adoptar a la Región del Maule como su nuevo hogar.

Por todo lo anterior es que los queremos motivar a ser partícipes de la Campaña de Cuaresma de Fraternidad de este año, pues los recursos que se logren obtener durante estos días se utilizarán para proyectos que podrán desarrollarse en parroquias, colegios, pastorales y fundaciones, en los que sean beneficiados los migrantes. Más antecedentes en www.cuaresmadefraternidad.cl

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!