Cómo prevenir las enfermedades más comunes del invierno

El resfriado común, la gripe o influenza, la bronquitis, la faringitis y la neumonía son los cuadros más frecuentes de la estación del año que partió el domingo.

Gran parte de las enfermedades respiratorias de invierno son producidas por 12 variedades de virus con más de 150 tipos diferentes, que terminan presentándose más frecuentemente en resfriados comunes, gripes, bronquitis, faringitis y neumonías.

Los que mayormente sufren con ellas son los niños menores de 5 años, grupo etario altamente sensible y que puede padecer entre 3 a 5 episodios por año, así como también los adultos mayores.

 ¿Cómo evitar el contagio, o bien, detectarlas para actuar a tiempo? Saber algunas medidas de prevención y conocer los síntomas es clave, así como también acudir al médico, por lo que el médico de Mutual de Seguridad CChC, doctor Iván Silva, recomienda tener ojo con los siguientes consejos:

 RESFRIADO COMÚN

 SÍNTOMAS:

*Los síntomas del resfrío duran entre 3 a 5 días y afectan principalmente a la nariz –al ser una inflamación superficial de las fosas nasales- provocando estornudos, escozor, congestión, secreción nasal acuosa y perdida del olfato y el gusto.

*Adicionalmente, se produce carraspera y dolor de garganta.

*La fiebre es poco frecuente y si se presenta habitualmente no supera los 38° C. Puede presentarse a veces dolor de cabeza.

*Los síntomas no impiden que las personas sanas necesiten dejar de hacer sus actividades habituales.

 PRECAUCIONES:

*Ojo que el resfrío se contagia con gran facilidad. Por esto, es recomendable tomar ciertas precauciones y evitar el contacto cercano con personas con tos y secreciones nasales. En la misma línea, si usted se encuentra resfriado evite contagiar al resto. Al toser cúbrase con el antebrazo (mangas o puños) y no con las manos, para evitar la propagación de gérmenes.

*Si tuvo contacto con alguien resfriado o usted mismo lo está, lávese las manos después usar pañuelos desechables. El alcohol gel no reemplaza el lavado de manos pero ayuda a mantener el higiene entre un lavado de manos y otro. Además, no comparta efectos de uso personal, como toallas, pañuelos u otros objetos que puedan facilitar un eventual contagio.

*Suspender el fumar. Los cigarrillos tienen un conjunto de sustancias toxicas que afectan al aparato respiratorio y complican la recuperación.

*El aire frio puede favorecer la infección viral y la aparición de los síntomas, por lo que lo ideal es tomar resguardos a la hora de vestirnos si vamos a exponernos al frío.

 GRIPE O INFLUENZA

 SÍNTOMAS:

*La gripe o influenza dura entre 5 a 10 días y, pese a que comparte muchos síntomas con el resfriado común, la gripe tiende a presentarlos de forma más intensa y  con más síntomas (“resfrío fuerte”) tales como compromiso del estado general, decaimiento, congestión nasal importante, fiebre alta,  tos seca que, con los días, puede ser acompañada de flema (expectoración); dolores articulares, musculares y de cabeza.

*Adicionalmente, puede aparecer fatiga y falta de apetito.

*Los síntomas son de tal magnitud que por lo general impiden que el paciente pueda cumplir con sus actividades habituales.

*Existe riesgo de complicaciones, principalmente pulmonares, en las poblaciones más vulnerables (niños pequeños, enfermos crónicos,  inmunodeprimidos y adultos mayores).

 PRECAUCIONES:

*Al igual que el resfrío, la gripe se contagia fácilmente entre personas mediante las gotas de saliva que se rocían al hablar,  toser o estornudar, por lo que es recomendable extremar las precauciones mencionadas en los resfríos, incluyendo mascarilla para el paciente.

*La vacuna contra la influenza es la medida de prevención más eficaz para evitar las complicaciones.

FARINGITIS

 SÍNTOMAS:

*La faringitis es una inflamación de la faringe, causada principalmente por virus (80%), aunque también puede ser gatillada por bacterias.

*El principal síntoma es un dolor de garganta intenso acompañado de tos.

*Además, hay fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares y articulares, ganglios linfáticos inflamados en el cuello, especialmente en los niños.

 PRECAUCIONES:

*Las mismas de los casos anteriores.

*Conocido por todos es que la miel -o sus derivados, como la jalea real- puede ayudarnos a proteger y, sobre todo, a aliviar dolores de garganta en fase inicial y la irritación.

*En casos en que se presenta fiebre alta, calosfríos y se observa secreción purulenta faríngea, es conveniente consultar a su médico, pues pudiese requerir antibióticos.

BRONQUITIS

 SÍNTOMAS:

*La bronquitis es un cuadro que puede ser viral y/o causado por bacterias.  Se inflaman las vías aéreas (bronquios) que van hacia los pulmones, provocando tos con o sin secreción y molestias para respirar.

*Además, inicialmente puede presentarse un cuadro con fiebre, tos seca y congestión, para posteriormente presentar tos acompañada de secreciones cuyo color va evolucionando a lo largo de los días, desde lo cristalino pasando a blanquecino, amarillento o verdoso.

*Usualmente, la bronquitis se acompaña una sensación de presión y dolor en el pecho al toser, que puede estar acompañada de sibilancias (silbido en el pecho).

 PRECAUCIONES:

*Fumar facilita la generación de la bronquitis y dificulta la recuperación. Así que durante la infección abandone el cigarro e idealmente mantenga esa decisión después de haberse recuperado.

*La bronquitis es de fácil contagio aéreo, por lo que se aconseja evitar entrar en contacto con los flujos respiratorios de una persona infectada.

NEUMONÍA

 SÍNTOMAS:

*Fiebre alta, dolor de pecho tipo puntada en el costado, tos con secreción de mal aspecto, malestar general con presencia de dolores musculares, sensación de falta de aire o  dificultad para respirar, falta de apetito e importante   decaimiento, son los principales síntomas de la neumonía.

*Requiere asistencia médica y exámenes.

*La mayoría de estos cuadros puede recibir tratamiento en el domicilio,  sin embargo hay casos que se deben hospitalizar por su mayor gravedad.

*El cuadro impide desarrollar las actividades habituales durante su duración.

 PRECAUCIONES:

 *Cese el tabaquismo ya que reduce los mecanismos naturales de defensa de las vías respiratorias.

*Evite la contaminación intra domiciliaria, humo de tabaco, braseros y  estufas con mala combustión. No solo pueden ser peligrosos sino que favorecen las afecciones respiratorias para usted y su familia.

*Preocúpese de mantener su temperatura corporal en los días helados. Las zonas de mayor pérdida de calor son la cabeza, el cuello, el tronco y las plantas de los pies. Intente mantenerlas abrigadas.

*En días de lluvia o frente al trabajo físico intenso al exterior, preocúpese de que su ropa permanezca seca. Especialmente las capas en contacto con la piel. Si se humedecen o se mojan,  cámbiese lo antes posible. Así evitara perder calor.

*Adicionalmente, se recomienda mantener las mismas medidas de higiene que con el resto de las enfermedades respiratorias, tratando de evitar el contacto directo con personas contagiadas y lavando sus manos cada vez que pueda y después de entrar en contacto con elementos contaminados.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!