Comunidad sorda y sus organizaciones regionales se manifiestan frente al SENAME

Protesta quería solidarizar con familia penquista que busca adoptar a niño sordo de la institución.

TALCA.- Este viernes un grupo de representantes de la comunidad sorda de la Región del Maule se manifestó frente al Servicio Nacional de Menores, SENAME, para apoyar a la familia Orellana Alarcón  – la cual maneja la lengua de señas – de la Región del Bío Bío, que habiendo cumplido todos los requisitos para adoptar a un niño sordo le fue negada la adopción.

El Centro Cultural Nuestra Manos de Concepción elaboró una carta oficial a la Seremi del Bío Bío manifestando el apoyo a la familia y explicando las razones por las cuales ésta no está de acuerdo en someter al pequeño de 3 años a un implante coclear (IC), requisito que impone la institución gubernamental para la adopción y que indica es necesario para el desarrollo de éste.

Dicho Centro Cultural, la comunidad sorda y cerca de 80 profesionales – entre ellos médicos, fonoaudiólogos, y educadoras diferenciales – respaldan a la familia que se niega a exponer a un riesgo innecesario a un menor que ya ha tenido otras intervenciones médicas; sobretodo, porque la sordera no es un impedimento para el desarrollo si el menor tiene acceso temprano a su lengua materna: la Lengua de Señas.

Riesgos innecesarios versus Lengua de Señas

El IC es un dispositivo electrónico que se inserta en el hueso craneal y transmite señales a la cóclea para brindar la sensación de sonido. Puede implicar la pérdida de restos auditivos, su grado de efectividad es muy variable y presenta diversos riesgos asociados.

De acuerdo a la FDA (Food and Drug Administration: Agencia de Alimentos y Medicamentos o Agencia de Drogas y Alimentos) de Estados Unidos, describe como riesgos del procedimiento del implante quirúrgico la lesión del nervio facial, meningitis, fístula del líquido céfaloraquídeo, derrame de líquido perilinfático, tinnitus (sonido de campanilleo), trastornos en el sentido del gusto, Granuloma reparativo, entre otros.

Por otro lado, se debe reconocer que las y los niños sordos tienen derecho a desarrollar una identidad positiva con participación en la Comunidad Sorda y en la sociedad en general haciendo uso de la Lengua de Señas, su lengua materna, como un Derecho Humano, y que sea éstos (cuando la edad lo permita) participar en la toma de decisión de dicha intervención quirúrgica.

SOLIDARIDAD NACIONAL

Para este 24 de febrero fue convocada la movilización nacional y  frente a las oficinas del SENAME en Talca Paulina Canales, Presidenta Asociación de Sordos de Curicó (ASOCUR); Lesly Albornoz, Secretaria Asociación de Sordos y Amigos de Sordos (ASAS) de Linares; Boris Naranjo, Presidente, y Rosario Morales, Vicepresidenta, Club de Sordos Bunney de Talca; Segundo Gajardo, Representante Comunidad Sorda e Intérprete Sordo; y Ángela Bernal Díaz, Intérprete Oyente en Lengua de Señas, presentaron esta mañana una carta a la Directora Ana Retamal para manifestar su apoyo a la familia Orellana Alarcón y solicitar una audiencia.

Las organizaciones y comunidad sorda maulina indican en la carta razones para respetar la decisión de la familia penquista, entre ellas, señalan la existencia de tratados internacionales, como la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que indica se debe “Facilitar el aprendizaje de la lengua de señas y la promoción de la identidad lingüística de las personas sordas”.

EN EL MAULE

Finalmente, en el Maule la audiencia con la Directora Regional fue agendada para el lunes 27 de febrero, a las 16:00hrs, donde los representantes maulinos profundizarán este tema y solicitarán información sobre niñas y niños sordos – si los hay – en centros de SENAME, para  conocer la realidad regional, explicar los pro y los contras del implante coclear versus la importancia de la Lengua de Señas y que casos como éste no se vuelvan a repetir.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!