Condenan a médico que falsificó autopsia en caso Larraín

Mario Peña y Lillo fue quien estuvo a cargo de la primera autopsia que se le realizó a Hernán Canales, el hombre que murió atropellado por el hijo del ex senador Carlos Larraín, en septiembre de 2013.

A 300 días de presidio menor en su grado mínimo fue condenado el médico forense Mario Peña y Lillo por el delito de falsificación de instrumento público en el caso Martín Larraín.

El Juzgado de Garantía de Parral también decidió suspender al profesional de su cargo por el tiempo que dure la sentencia obtenida en el juicio abreviado.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!