Conductor de la tragedia en Mendoza: “Lo siento y ojalá me perdonen”

Francisco Sanhueza aseguró ante el tribunal que fue encandilado por luces de autos estacionados a un costado de la vía.

El conductor de la empresa Turbus, Francisco Sanhueza, declaró en el juicio que se desarrolla en Argentina por homicidio con dolo eventual y resultado de 19 muertes, por el accidente ocurrido en el sector de la localidad de Villa Las Cuevas, Departamento Las Heras.

Ante los jueces de los tribunales de Mendoza, el conductor reconoció que “sé que causé mucho dolor. Me siento en la obligación de hablarles a las víctimas. No puedo irme de acá sin decirles lo mucho que lo siento y que ojalá me perdonen”.

El imputado habló durante una hora, ocasión en la que repitió que ningún pasajero le reclamó por exceso de velocidad esa madrugada del 2 de febrero. Sanhueza enfatizó que poco antes de la Curva del Yeso, fue encandilado por luces de autos estacionados.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!