Confirman primera muerte de una trabajadora de la salud por COVID-19

La mujer de 42 años era funcionaria administrativa de un centro de salud de Gorbea.

Este miércoles se confirmó la muerte de la primera trabajadora de la salud por COVID-19.

La mujer identificada como Lorena Durán Herrera se desempeñaba como funcionaria administrativa en el Departamento de Salud de Gorbea en el CECOSF Lastarria de la comuna de la región de la Araucanía.

La funcionaria de 42 años habría contraído el virus hace varias semanas complicándose su cuadro que terminó por causarle la muerte. Según las primeras informaciones, la trabajadora no habría contado con otra enfermedad de base.

De esta manera la administrativa se transforma en la primera funcionaria del área de la salud víctima de la pandemia por coronavirus que afecta al país. El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zuñiga confirmó la noticia en su balance diario, donde envío un mensaje especial a Lorena.

«Quiero agradecer de parte de todos los chilenos los esfuerzos a los funcionarios como tú y todos los trabajadores de la salud que día a día trabajan todos los chilenos arriesgando su propia salud», afirmó la autoridad. Además, envió las condolencias del Gobierno a la familia de la funcionaria de Gorbea. «Enviamos nuestras más sinceras condolencias a su familia, su esposo y sus hijos», expresó.