Conmoción en Coyhaique: Padrastro la asfixió, roció con combustible y luego enterró

El imputado confesó el hecho, quedó en prisión preventiva por seis meses.

Consternación a nivel nacional el caso de la niña que estaba desaparecida del viernes pasado y fue encontrada sin vida el sábado en su propio hogar, específicamente e la leñera. El principal sospechoso hasta ese momento para la fiscalía local era el padrastro quien estaban a su cuidado cuando la menor desapareció, quien en las últimas horas confesó su autoría en el horrendo crimen.

La Fiscalía de Aysén formalizó  este domingo a Cristian Soto García, padrastro de Florencia Aguirre, por el delito de homicidio calificado en contra de la niña de 9 años, quedando en prisión preventiva.

Soto confesó que golpeó y luego asfixió a la niña de 9 años y que cuando la menor de edad aún estaba viva roció el cuerpo con un líquido inflamable y después la enterró.

La Fiscalía calificó los hechos bajo el delito de homicidio calificado con alevosía, por lo que el juzgado de Garantía determinó prisión preventiva para Soto mientras los 6 meses que dure la investigación.

Según expuso el Ministerio Público, el imputado le indicó a un oficial de la Policía de Investigaciones, donde estaba enterrado el cuerpo de la niña y pidió que le tomaran declaraciones, aportando antecedentes necesarios para la investigación.

El fiscal en la formalización realizada este domingo, explicó que el imputado asfixió a la menor con una bolsa, luego la puso en un basurero y la trasladó hasta la leñera de la casa. Ahí la menor estaba con vida pero inconsciente. En esta instancia el  imputado habría rociado el cuerpo  de la niña con combustible y le prendió fuego, para luego quemarla en un tiempo indeterminado y posteriormente la enterró en un foso en el mismo lugar.

Los hechos se habrían producido, luego de que el imputado llegara al hogar -que también compartían con la madre de la niña- tras ingerir alcohol, aunque Soto García asegura que no recuerda con claridad cómo ocurrió el crimen.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!