Conozca el exitoso programa de hospitalización domiciliaria del Hospital de Curicó

La creación del equipo de Hospitalización Domiciliaria representa una modalidad alternativa a la hospitalización tradicional, en donde el paciente continúa su tratamiento en el hogar, recibiendo los mismos cuidados que en el hospital, pero una vez que ha sido egresada de este último lugar.

CURICÓ.- A 3 años de su inicio el equipo de Hospitalización Domiciliaria se ha consolidado como un programa exitoso. Encabezados por la Dra. Claudia Pinto e integrado por una kinesióloga, un enfermero y dos técnicos en enfermería, estos funcionarios recorren diferentes sectores de la comuna para atender a sus pacientes en el domicilio, quienes reciben tratamientos y permanecen junto a sus familias.

Lo anterior beneficia directamente al paciente, ya que le permite una mayor cercanía y apego a través de los propios cuidados de la familia junto al equipo de salud, favoreciendo su recuperación anímica y física. Según explica la Dra. Claudia Pinto, encargada del programa, “también se benefician las familias, ya que el paciente está junto a sus seres queridos, en la propia casa donde recibirá los cuidados y el cariño”.

Otro gran beneficio es que al trasladar un paciente desde el hospital hacia su domicilio para continuar sus cuidados, lo que se está logrando es la disponibilidad de una cama para hospitalizar a nuevos pacientes más graves que lo requieran. Mensualmente se realizan más de 100 visitas a diversos sectores de la comuna de Curicó, atendiendo alrededor de 15 pacientes.

La atención es llevada a cabo por un equipo multidisciplinario integrado por un médico familiar, un enfermero, un kinesiólogo y dos técnicos en enfermería, quienes acuden en un vehículo acondicionado con el equipamiento médico correspondiente, a entregar la atención que corresponda a los pacientes en el domicilio.

Criterios de selección y enfermedades que se tratan

Se requiere cumplir con ciertos criterios para que una persona continúe siendo atendida en su casa. “Tiene que ser un paciente estable clínicamente, que no requiera monitorización ni cuidados que se entreguen exclusivamente en el hospital. El paciente también debe tener una red de apoyo, algún familiar o tutor que lo cuide y acompañe en su casa.

Sobre las visitas realizadas, la Dra. Pinto explica que “generalmente éstas se hacen todos los días, aunque existen pacientes que no requieren atención diaria y se les puede realizar control telefónico, también existen pacientes que necesitan hasta dos visitas al día”.

En este programa los pacientes pueden completar tratamientos antibiótico endovenosos de neumonía, pielonefritis o celulitis. Recibir curación simple y avanzada de heridas operatorias, pie diabético, úlceras arteriales y venosas, úlceras por presión y amputación. Terapias cardiovasculares, insulinoterapia, control médico en espera de exámenes o procedimientos, tratamientos kinésicos respiratorios y de rehabilitación, entre otros.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!