Consejeros Regionales fiscalizaron avance de obras de Parroquia de Sagrada Familia

La obra tiene un monto de inversión de $1.355 millones de pesos y lleva un 50% de avance.

SAGRADA FAMILIA.- La Comisión de Infraestructura y Vivienda del Consejo Regional del Maule (CORE) se conformó en la comuna de Sagrada Familia para fiscalizar en terreno, la obra de la Parroquia de la comuna, la cual se encuentra paralizada desde el día jueves 23 de marzo de 2017, debido al no pago de remuneraciones de sus trabajadores.

Hasta el lugar, llegaron el Presidente del CORE, Boris Tapia; el Presidente de la Comisión de Infraestructura y Vivienda, Rodrigo Hermosilla; los Consejeros Regionales, Isabel Margarita Garcés, María Angélica Martínez, Manuel Amestica y Cesar Muñoz; el Director Regional de Arquitectura, Gustavo de la Fuente y la Jefa de División de Análisis y Control de Gestión del Gobierno Regional del Maule, Magdalena Barría, entre otros funcionarios.

El objetivo de la Comisión es buscar una salida a la paralización de las obras, para que éstas no se deterioren, mientras la empresa no se hace responsable de su continuidad.

Boris Tapia, Presidente del Consejo Regional, puntualizó “tenemos que fiscalizar todas aquellas obras que han sido financiadas con recursos del CORE. Hoy lo hicimos con la Iglesia de Sagrada Familia, en la que el Gobierno Regional ya ha tomado las medidas para los efectos de que si hay que liquidar la empresa e iniciar obras con otra, ellos ya están conscientes y esperamos que esa situación se normalice”.

Según el artículo 139° RGOP, número 75/2004 la demora por más de 15 días en la iniciación de trabajos que no haya sido causada por fuerza mayor o caso fortuito dará derecho a la Dirección para poner término anticipado administrativamente al contrato de acuerdo con el ART. 151°.

En este sentido, Gustavo De la Fuente, Director Regional de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP), señaló “actualmente, la empresa se encuentra con una paralización de las obras, producto de una falta de liquides de la empresa Cosmito que estaba a cargo. Nosotros, aplicando artículos que nos faculta el reglamento de Obras públicas, vamos a realizar la cancelación a los trabajadores y así poder dar continuidad a la obra. Para esto, existen dos opciones, la primera es que la empresa nos solicitó hacer un traspaso de contrato, o sea, otra empresa con similares características pudiesen asumir la condición actual de la obra y la otra opción es poder liquidar el contrato (ya se cumplieron los plazos de paralización de la obra para llevar a cabo la liquidación del contrato) para poder realizar un nuevo proceso de adjudicación a otra empresa”.

Actualmente se están evaluando las dos alternativas, para elegir aquella que tanga más prontitud de respuesta y que las obras no queden abandonadas.

La Consejera Isabel Margarita Garcés, indicó “estábamos muy contentos, porque íbamos avanzando muy bien, ya está más del 50% de la obra ejecutada, así que esto fue una sorpresa para todos nosotros, porque fue un proyecto que nos costó muchísimo, entonces ese esfuerzo no lo queremos ver deteriorado hoy con esta paralización. Sin embargo, nos han dado buenas novedades y esperamos concretar la alternativa más rápida porque no queremos que la Iglesia se nos deteriore”.

Por otro lado, Rodrigo Hermosilla, Presidente de la Comisión de Infraestructura y Vivienda, acotó “los Consejeros Regionales de la Provincia de Curicó han manifestado su tremenda preocupación por el conflicto que se ha generado después que la empresa manifestó no continuar con la obra. Aquí hay una tremenda inversión del Gobierno Regional, un proyecto muy sentido por la comunidad de Sagrada Familia y la verdad es que hemos determinado constituirnos aquí para escuchar desde Arquitectura y el Gobierno Regional cuales son los pasos a seguir”.

Proyecto

El proyecto consiste en la construcción de una nueva Parroquia con capacidad para 400 personas sentadas. Además, considera la construcción de una Sacristía, bodega, capilla mortuoria, salón parroquial, cuatro salas de reuniones para pastoral y catequesis, lugar para el archivo parroquial, servicios higiénicos para hombres y mujeres y cocina.

El proyecto se construye principalmente con muros de hormigón armado y albañería, ajustándose a los elementos de diseño de una zona patrimonial, manteniendo la proporción de la antigua Parroquia y se rescata el concepto de corredor. Se considera además, trabajos de restauración para el mobiliario, campanas y otros elementos que se lograron rescatar después del terremoto y que forman parte de la nueva construcción.

COMPARTIR

¡Queremos saber tu opinión!